La Rioja

Logroño, 15 mar (EFE).- La presidenta del parlamento de La Rioja, Ana Lourdes González, ha apelado, a trabajar de manera conjunta para avanzar en la igualdad, en la no discriminación y en la protección del colectivo transgénero.

González ha hecho estas declaraciones con motivo de la celebración del "Día de la Visibilidad Trans", en la Cámara riojana.

Ha incidido en que el trabajo que debe hacerse en este sentido es "transversal" y afecta a diferentes ámbitos como el educativo, el sanitario o el social.

Además, ha reclamado respeto y tolerancia para favorecer la normalización del colectivo LGTBI+, ya que en pleno siglo XXI la condición sexual de las personas todavía es delito en algunos países y se castiga con la pena de muerte.

González ha subrayado que la igualdad es un derecho fundamental, recogido en la Constitución Española y "debemos trabajar para que sea real y efectiva, especialmente para los colectivos más vulnerables".

Para ello, ha pedido la colaboración de los ciudadanos "porque la concienciación social es fundamental para que sigamos creciendo como país y como región" y nos ayudará a "lograr una sociedad más justa, sin prejuicios y estereotipos, en la que todos somos necesarios".

En ese sentido, la presidenta ha destacado el trabajo de la asociación Gylda en La Rioja, "una labor en cierto modo pedagógica con la sociedad, a través de acciones de sensibilización para garantizar esos derechos y evitar cualquier tipo de discriminación que puedan sufrir los miembros del colectivo", ha señalado.

Asimismo, ha reconocido que esa labor de concienciación no es fácil y que requiere tiempo, esfuerzo y perseverancia y ha añadido que es responsabilidad de todos luchar contra los prejuicios y "esforzarnos cada día para lograr un mundo verdaderamente libre e igualitario".

Tras las palabras de la Presidenta, ha intervenido el presidente de Gylda, José Sáenz, quien ha entregado la bandera trans a la presidenta de la Cámara y ha presentado a Lidia Lacueva, miembro de Chrysallis La Rioja, que ha sido la encargada de leer el manifiesto conmemorativo de la jornada.

Un manifiesto en el que se incide en la necesidad de dar visibilidad a las personas transgénero "en una sociedad en la que siguen interiorizados prejuicios y tópicos".

Han aludido a manifestaciones de esos prejucios como el reparto de panfletos en colegios o algunos mensajes difundidos por medios de comunicación "sin medir las consecuencias".

Abogan por "una visibilización de la diversidad" donde "las disidencias sumen en positivo" porque "aunque la sociedad esté cada vez más sensibilizada, queda pendiente la interiorización de la no correlación entre corporalidades e identidades".

"Seguiremos luchando para que la sociedad deje de mirarnos de reojo, para que nos miren de frente y entiendan que no vamos a rendirnos hasta que se incorpore en todos los ámbitos de nuestra existencia, la de las personas trans y sus familias", concluye el comunicado.