La Rioja

Logroño, 15 mar (EFE).- El OSACC Haro recibirá mañana sábado al Minis de Arluy en un derbi marcado por el desequilibrio entre los dos equipos riojanos, uno pensando ya en el play-off y el otro, el que ejercerá de local, en la próxima temporada.

A tres partidos para acabar la Liga regular aún quedan cosas por decidir en la Superliga femenina de Voleibol, pero no en el caso de los equipos de La Rioja.

El Minis de Arluy prepara ya su defensa del título y para ello, probablemente, lo que tratará es de no dar ninguna concesión a su "vecino".

Pero, en realidad, le da igual, dado que cuenta con una ventaja de 13 puntos al frente de la clasificación, es decir, tiene el primer puesto ya asegurado.

El OSACC Haro tampoco puede mejorar en la tabla, donde le separan diez puntos del sexto puesto, con lo que su único objetivo es conservar su puesto, en el que defiende cuatro puntos respecto al Cajasol.