La Rioja

Logroño, 13 mar (EFE).- Nueve mujeres descendientes del Solar de Valdeosera, la institución nobiliaria más antigua que permanece vigente en España junto a su hermano el Solar de Tejada, reclaman, por la vía judicial, su derecho legítimo a ser incluidas en dicha institución y transmitir este derecho a sus descendientes.

Según han informado este miércoles a Efe las demandantes, en una nota, la reclamación ha sido presentada ante el Juzgado de Primera Instancia número 3 de Logroño y entienden que constituye un paso más en la lucha por el reconocimiento de la igualdad de las mujeres y los hombres en todos los ámbitos.

El Solar de Valdeosera está ubicado en la jurisdicción de la localidad riojana de San Román de Cameros y su origen se remonta a un privilegio otorgado por el Rey Ramiro I el 23 de mayo del año 844 por la ayuda prestada por el general Sancho de Tejada y sus trece hijos en la Batalla de Clavijo, en La Rioja.

Este y una serie de privilegios posteriores, firmados por distintos reyes, reconocían el derecho de las mujeres a formar parte de este Solar en igualdad plena con los varones.

El problema de este litigio, explican las demandantes, reside en que unas Ordenanzas Viejas de 1571 de este Solar, que resuelven un pleito entre los integrantes, que prohibieron la inclusión de las mujeres en esta institución y determinaron que solo serían señores del mismo los hijos descendientes legítimos de la misma.

Desde entonces y, hasta la actualidad, dado que solo se recogió el masculino ?hijos dalgo?, y ?señores?, tan solo han accedido a formar parte del Solar de Valdeosera los hombres -actualmente unos 300-.

Tras la Cortes de Cádiz de 1811, quedaron abolidos los señoríos jurisdiccionales y el Solar de Valdeosera quedó reducido a propiedad particular, señorío territorial, devisa y condominio solariego, pero no se reformaron sus antiguas Ordenanzas Viejas para adecuarlas a la nueva constitución y el texto quedó desactualizado legalmente.

Las mujeres descendientes han reclamado desde antiguo formar parte del Solar, pero se les ha negado este derecho.

En 2017 un grupo de mujeres con derecho a integrarse en el Solar, "hartas de recibir continuas negativas y evasivas a que se regularizase su pertenecía a la institución, conforme se establece en la ley vigente, decidieron llevar el asunto ante los tribunales".

La base jurídica en la que basan la demanda planteada es el artículo 14 de la Constitución, que dispone que "los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra circunstancia personal o social".

También se amparan, dado el carácter nobiliario de la institución, en la Ley 33/2006 sobre igualdad del hombre y la mujer en el orden de sucesión de los títulos nobiliarios.