La Rioja

Logroño, 14 feb (EFE).- El presidente del Ejecutivo regional, José Ignacio Ceniceros, ha reconocido este jueves que existe "un problema evidente de falta de médicos" en España y ha anunciado que su Gobierno analizará a fondo las condiciones de todos los centros de salud y los profesionales de Atención Primaria, "caso a caso".

Ceniceros ha intervenido en el pleno del Parlamento regional, donde ha respondido a una pregunta formulada por la portavoz del Grupo Socialista, Concepción Andreu, sobre la situación de la Atencia Primaria en la región.

El presidente ha constatado que la realidad que vive la Atención Primaria en la actualidad "es común en todo el país y, por tanto, las respuestas deben basarse en una línea de acción conjunta para todo el Sistema Nacional de Salud, aunque tenga una aplicación territorial".

Entre las medidas desarrolladas por el Ejecutivo riojano, ha aludido al presupuesto consignado para el personal de Atención Primaria, que supone ya el 30 por ciento del total destinado a personal de la sanidad riojana, mientras que el objetivo en España es alcanzar el 25 por ciento dentro de cinco años.

También ha citado la recuperación de la carrera profesional y a que se ha dado mayor contenido sustantivo a los centros de salud con programas de cronicidad y prevención.

Ha precisado que el 85 % de los médicos de familia son fijos, pero en España esta cifra es del 40%, según la Organización Médica Colegial; y ha dicho que se han convocado concursos de traslados.

Por otro lado, se han recuperado los días de libre disposición desde 2012, los complementos por baja laboral y se están ofreciendo los mejores contratos de interinidad a todos los médicos que finalizan el MIR, como paso previo a obtener una plaza de personal estatutario, entre otros.

Andreu ha replicado que los médicos riojanos de Atención Primaria se concentran cada semana a las puertas de su centro de salud en demanda de mayor tiempo para atender a sus pacientes, por lo que han pedido que se amplíen las plantillas.

"Es difícil que, después de 31 horas seguidas, se pueda atender bien a un paciente", ha reflexionado, en alusión al caso de un médico de Arnedo que ha anunciado que se irá a trabajar a otra comunidad autónoma.

Según la portavoz socialista, el cupo urbano por médico de Atención Primaria en La Rioja es de 1.750 pacientes, "no vale hacer trucos con la media rural y que esta cifra salta a 1.200".

A su juicio, se va a "quemar a estos profesionales y obligarles a marcharse a otras comunidades, mientras que los jóvenes que terminan el MIR se van al extranjero".

También ha precisado que el Servicio Riojano de Salud se ha ahorrado 2,5 millones de euros en dos años en contrataciones y hasta 14 millones en siete años.

La situación de la Atención Primaria también ha centrado la sesión plenaria en dos preguntas y una interpelación, en la que han intervenido el parlamentario de Podemos Juan Calvo y la consejera de Salud, María Martín.

Calvo ha subrayado que los médicos, con sus movilizaciones, piden "poder ofrecer una atención digna y de calidad para todos los profesionales" y "lo que transmiten es incertidumbre, hartazgo, frustración, estrés y sobrecarga".

"Después de muchos años así hemos salido a la calle", ha afirmado Calvo, quien ha incidido en que "los médicos solo reclaman tiempo para tener calidad y poder hacer buena praxis y agendas soportable porque no es igual el cupo de pacientes de Villavelayo que el de La Guindalera".

Frente a este planteamiento, la consejera ha reconocido el "esfuerzo" de los médicos riojanos y ha admitido que es necesario "reorganizar" el sistema de Atención Primaria porque "luchamos por lo mismo, por una atención digna, pero tampoco hay que jugar con los sentimientos de los profesionales".

Martín ha ofrecido "de nuevo" a todos los grupos políticos alcanzar "un pacto" por la sanidad en La Rioja para "trabajar juntos, sin humo y sin ruidos, por el bien de los ciudadanos".

En la interpelación, Calvo ha incidido en la necesidad de un mayor presupuesto en Atención Primaria y en la necesidad de hacer "pedagogía" entre la población sobre la nueva realidad de este nivel asistencial, con una ciudadanía más envejecida y la mayor cronicidad de los pacientes.

Martín, por su parte, ha subrayado que el Gobierno regional "trabaja" en esas cuestiones y "ha dado pasos importantes", como haber aumentado en ocho médicos la plantilla de Atención Primaria desde 2015 y en siete millones de euros el presupuesto para personal en ese área.