La Rioja

Logroño, 14 feb (EFE).- Las calles Rodancha y San Mateo de Logroño ampliarán sus aceras para reforzar su seguridad y renovarán su canalización subterránea de alumbrado público tras una actuación de cuatro meses, que supondrá una inversión total de 79.238 euros.

Así lo ha afirmado hoy la alcaldesa de Logroño, Concepción Gamarra, en un encuentro informativo previo a reunirse con los vecinos de estas calles, a quienes ha presentado el proyecto de reurbanización, en la que también han participado los concejales de Vías Urbanas, Francisco Iglesias; y del distrito Este, Miguel Sáinz.

Gamarra ha explicado que esta actuación, reflejada en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Logroño, se llevará a cabo en las calles San Mateo y San Bernabé y el margen norte de la calle Rodancha, en las proximidades de la plaza de toros de La Ribera.

Ha indicado que estas calles presentan problemas de capacidad y confort provocados por aceras estrechas, obstáculos y pavimentos deslizantes, que, entre otras circunstancias, crean situaciones de peligro, tanto para los vehículos como para los peatones en los pasos de cebra, por lo que es necesario ampliar las aceras.

Por ello, ha proseguido, se ampliarán las aceras de la calle San Mateo, así como la intersección con la calle Rodancha, para que alcancen la dimensión mínima de los itinerarios peatonales accesibles, que establece que deben ser de 1,80 metros.

En cuanto a los servicios públicos, se acondicionarán cuatro pozos de registro y se procederá a la sustitución de sumideros y el tubo de conexión de los mismos al pozo de registro, ha apuntado.

Ha detallado que, respecto al alumbrado público, se renovará la canalización subterránea, se reubicarán cuatro columnas y se sustituirán las luminarias a tipología led; y se retirarán siete brazos anclados a fachadas, que serán cambiados por otros tantos más adecuados y de menor longitud.

La regidora ha destacado que esta obra, adjudicada en diciembre de 2018 a la unión temporal de empresas (UTE) Conservación Logroño, es un ejemplo de "esas pequeñas actuaciones que cambian mucho la vida de las personas que viven en esa zona de la ciudad".

Durante los cuatro meses, se procederá a la mejora y ampliación de aceras en las calles San Mateo y San Bernabé y Rodancha en su margen norte, y se coordinará la ejecución de la pavimentación con el mantenimiento de los tránsitos peatonales y tráfico rodado, ha concretado.

Además, ha destacado, se reformarán cuatro pozos de registro, pero no será necesaria la sustitución de la red de agua potable al contar la zona de actuación con una red en tubería de fundición dúctil.

Ha relatado que se renovará la canalización de alumbrado público por una nueva canalización subterránea de pvc;y se eliminarán las arquetas existentes para sustituirlas por nuevas de mayor dimensión en los puntos necesarios y, por último, se completará la señalización con vallas encauzadoras y la colocación de bancos y papeleras.