La Rioja

Logroño, 13 feb (EFE).- El Grupo Parlamentario de Podemos ha registrado este miércoles dos proposiciones no de ley dirigidas a fortalecer la prevención de los abusos sexuales en menores, mediante la implantación del programa de prevención "Uno de cada Cinco" y la solicitud de la reparación integral en el menor víctima de estos abusos.

La diputada de Podemos Natalia Rodríguez, en una nota, ha explicado que ?las estadísticas publicadas por organismos como UNICEF o la OMS demuestran que dos de cada cinco niños o adolescentes son víctima de violencia sexual".

"Son cifras muy preocupantes, y los poderes públicos tenemos que hacer todo lo que esté en nuestra mano para proteger a nuestros menores?, ha precisado.

Para la representante de Podemos, una de las claves está en la prevención y la aplicación del Convenio de Lanzarote, del que España forma parte desde 2010.

Según Rodríguez, ?este Convenio exige a los Estados que establezcan medidas preventivas, como controles y seguimientos a los profesionales que trabajan con niños o adolescentes o técnicas que permitan a los menores detectar ciertos comportamientos para que así puedan denunciarlos".

Con estas iniciativas, "pretendemos aplicar el Convenio, que España ha ratificado y La Rioja incumple?.

En este sentido, Rodríguez ha destacado la importancia de implantar en los centros escolares, como prevé una de las dos proposiciones registradas, la campaña ?Uno de cada Cinco?, prevista para menores de edades entre los 4 y los 7 años, y que ha sido editada por la Federación de Asociaciones para la prevención del Maltrato Infantil .

?Esta campaña enseña diversas destrezas a los niños y niñas para evitar la violencia sexual y es impartida por expertos en la materia y consta de cinco sesiones pautadas?, ha afirmado.

La otra iniciativa presentada por Podemos afecta a ?Reset?, un programa contra los abusos sexuales implantado en La Rioja a finales de 2017 que se centra en la recuperación emocional de las víctimas.

?Creemos que la recuperación del menor debe ser completa. No es suficiente reparar el daño emocional, también es preciso reparar el daño relacional y social, por lo que es necesario que se incorpore la figura de un trabajador social al equipo que interviene, que ya cuenta con psicólogo y psiquiatra?, ha afirmado.