La Rioja

Logroño, 13 feb (EFE).- El Grupo Municipal de Cambia Logroño ha lamentado este martes "el despropósito que va a suponer el derribo del túnel de Duques de Nájera", dentro de las obras del soterramiento del ferrocarril en la capital riojana.

En una nota, Cambia Logroño ha recordado que se construirá otro túnel con un gasto de 4,9 millones de euros, por lo que ha calificado como un "disparate" destruir lo existente, que ya funciona correctamente.

Ello se debe, ha dicho, a la aprobación, en el pleno municipal de mayo de 2016, con los votos favorables de PP, PSOE y Ciudadanos (Cs); y en el que la alcaldesa, la popular Concepción Gamarra, anunció la licitación de las obras para 2017, aunque no se produjo hasta marzo de 2018, ha señalado Cambia.

A ello ha sumado las "incoherencias" del PSOE y Cs, que "pasaron de sujetar en su día la pancarta por el mantenimiento del túnel a avalar este despilfarro", que, desde el punto de vista del tráfico y la movilidad sostenible, es "absolutamente incomprensible".

Este grupo municipal ha incidido en que se destruirá un túnel que conecta unas arterias principales y unas vías preparadas para el tráfico intenso, como Lobete, para meterlo en Cascajos, comunicando Duques de Nájera con esa zona, pero con una rotonda en avenida de Colón que estará "atascada" porque será un "cuello de botella".

Cree que "PP, PSOE y Cs venden como necesidad algo que no lo es" y la clave de ello es "el aspecto económico de reurbanizar el entorno para habilitar la mayor superficie edificable posible".

Ello tiene como fin, ha dicho, "poder hacer frente a la acuciante deuda que ostenta el Ayuntamiento por la refinanciación del soterramiento y las obras faraónicas", como la estaciones de autobuses y de tren.

Para Cambia Logroño, la opción desde el principio con la movilización colectiva en 2014 fue y sigue siendo dejar el túnel como está y derivar esos costes a otras necesidades porque "los intereses vecinales son lo primero".