La Rioja

Zaragoza, 11 feb (EFE).- Las reservas de nieve y de las aportaciones en las subcuencas nivales de las vertientes cantábrica y pirenaica de las cuencas de los ríos Ebro y Garona son de 1.510 Hm³, más de una cuarta parte inferior al de los cinco últimos años con un descenso del algo más de un 74,49 por ciento.

Hace un año, a fecha 10 de febrero, la reserva de nieve era de 2.027 Hm³, mientras que el promedio de los cinco últimos años es de 1.565 Hm³, solo 55 Hm³ más que la reserva actual, según informa la Confederación Hidrográfica del Ebro en su parte con la estimación de la reserva nival.

Las aportaciones totales acumuladas registradas en los puntos de cierre de cada subcuenca desde el principio del año hidrológico (1 de octubre) son de 2.177 hectómetros cúbicos, mientras que hace un año eran de 1.864, y el promedio de los cinco últimos años es de 2.253.

En estos momentos, las reservas de nieve se muestran desiguales respecto al último año, como en el caso de la cuenca del Aragón hasta el Embalse de Yesa, una de las más importantes, que superá en un 24,5 por ciento las reservas de hace un año y en un 37,29 por ciento el promedio de los últimos 5 años, mientras que en la cuenca del Nela son de un 10,71 por ciento con respecto a hace un año.