La Rioja

Logroño, 14 ene (EFE).- El concejal del PR+ en Logroño, Rubén Antoñanzas, ha propuesto hoy que, "siempre que se levante una acera, se analice el estado del material de las tuberías, por si procede su cambio" y un plan a quince años para la reposición del saneamiento.

Antoñanzas ha realizado estas declaraciones en una rueda informativa, en la que ha recordado que el pasado día once se produjeron reventones de tuberías en distintas zonas de Logroño, que dejaron "varias calles" inundadas y se cortaron suministros, lo que afectó a "numerosos" comercios y garajes.

Ha agradecido a los funcionarios municipales "su rápida respuesta y capacidad de trabajo en fin de semana", así como "al comercio de Logroño el esfuerzo que ha realizado para continuar ofreciendo servicio a sus clientes y mantener las puertas abiertas".

El concejal ha señalado que acudió el día doce a visitar las zonas afectadas y encontró que "numerosos establecimientos sufrieron las consecuencias de inundaciones, por un lado, y, luego, la falta de agua ante los cortes de suministro".

Ha resaltado "la falta de información que tuvieron en la zona de Vara de Rey", donde a media mañana se preguntaban "cuándo iban a volver a tener agua porque nadie había informado a los comercios".

Antoñanzas ha criticado que el portavoz del Grupo Municipal Popular, Javier Merino, y la concejala de Comercio, Pilar Montes, acudieran a una de las zonas afectadas "cuando el comercio estaba ya cerrado para evitar escuchar sus críticas y atender sus reclamaciones", lo que ha calificado de "postureo".

"El PP no entiende que política es actitud de servicio y dar la cara cuando hay problemas", ha subrayado este edil, quien ha añadido que no es asumible "la cobardía del equipo de Gobierno municipal para conocer los problemas de primera mano".

El equipo de Gobierno local, ha proseguido, ha dado una justificación técnica de por qué se han producido estos reventones, pero "la causa principal de todas estas averías es la desidia" de la alcaldesa de Logroño, Concepción Gamarra, "a la hora de invertir en el mantenimiento de los saneamientos de la ciudad".

"Los vecinos de la calle Beratúa se acercaban y ponían el acento en que esa plaza había sido remodelada hace dos años, se levantaron las aceras y la plaza, pero no se cambiaron las conducciones", ha resaltado.

Ha indicado que Gamarra es "la única regidora que no sanea cuando levanta aceras porque eso no da rédito propagandístico", pero, en cambio, "realiza obras no imprescindibles y sobredimensionadas".

Durante su visita a las zonas afectadas, Antoñanzas reconoció "tres tramos de tubería afectada, que todavía no habían sido retiradas, y las tres eran de fibrocemento", por lo que el equipo de Gobierno local no puede escudarse en la presión, "que es la causa de la rotura, sí, pero por un material de fibrocemento muy fatigado", ha subrayado.

El fibrocemento, ha incidido, es un material que "se considera ya obsoleto, del siglo pasado y que organismos oficiales recomiendan sustituir de forma progresiva por nuevos materiales".

Ha precisado que solicitará a la regidora que "siempre que se levante una acera, por la causa que sea, se analice el estado del material de las tuberías por si procede su cambio"; y la elaboración de "un plan a quince años para la reposición paulatina del saneamiento de Logroño".

Es "importante y urgente" que, desde Alcaldía, se den instrucciones al Servicio Jurídico del Consistorio para que se proceda a atender de forma inmediata todas las reclamaciones económicas de comerciantes y hosteleros afectados que se deriven de la pérdida de actividad comercial y daños producidos en su mercancía, ha concluido.