La Rioja

Zaragoza/Logroño, 14 ene (EFE).- Los tres embalses riojanos de la cuenca del Ebro se encuentran al 44,46 por ciento de su capacidad, tras una semana en la que han perdido 0,18 hectómetros cúbicos de agua.

El embalse de Mansilla está al 55,2 %, con 37,4 hectómetros cúbicos de los 67,7 que tiene de capacidad, después de que en la última semana haya recuperado 0,07.

El embalse de Pajares está al 40,2 %, con 14,1 hectómetros de 35,2 posibles, en una semana en la que ha perdido 0,16 hectómetros.

Y el González Lacasa se encuentra al 38 %, con 12,5 hectómetros de 32,9 posibles, con un descenso de 0,09 en los últimos siete días.

El volumen de agua embalsada en la cuenca hidrográfica del Ebro se sitúa al 66 por ciento de su capacidad, con 5.006 hectómetros cúbicos de los 7.639 que pueden albergar en su totalidad, tras bajar un 0,2 por ciento en la última semana.

Según los datos proporcionados este lunes por la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), en la misma semana del año pasado la situación era de 4.430 hectómetros cúbicos, con el 58 por ciento del total.

El promedio de los últimos cinco años se sitúa en el 67 por ciento, con 5.101 hectómetros cúbicos.

En la actualidad, el agua embalsada no supera el promedio de los últimos cinco años aunque se encuentra por encima de la cifra del año pasado y de la del mínimo del último lustro, que se produjo en 2018 con 4.430 hectómetros cúbicos y el 58 % de la capacidad total.

Los pantanos de la margen derecha se encuentran al 58 % de su capacidad con 371 hectómetros cúbicos, por encima de la reserva de 2018, que fue de 185 hectómetros cúbicos y el 29 %, y del promedio de los últimos cinco años (50 % y 314 hectómetros cúbicos).

La energía hidroeléctrica potencial en esta fecha es de 2.676 GWh, lo que representa un 62 % de la capacidad máxima de la cuenca.