La Rioja

Logroño, 7 dic (EFE).- Ramón Baeza, médico del Hospital San Pedro de Logroño, ha obtenido la calificación sobresaliente "cum laude" por la Universidad de La Rioja (UR) con una tesis sobre el impacto de la falta de aire en la insuficiencia cardíaca.

Baeza, especialista en Medicina Interna, ha defendido la tesis "Evaluación del impacto de la bendopnea en la insuficiencia cardiaca descompensad"', dirigida por los doctores José Daniel Mosquera y Ángel Brea, ambos facultativos especialistas en Medicina Interna en el Hospital San Pedro.

La insuficiencia cardíaca es una de las patologías más comunes en la población general, y está provocada por la incapacidad del corazón para bombear sangre al resto del organismo, ha detallado el Gobierno regional en una nota.

Esta patología ocasiona diferentes síntomas como falta de aire (disnea), hinchazón de extremidades inferiores (edemas) y disminución de diuresis (oliguria) entre otros.

Recientemente se ha añadido un nuevo síntoma a su amplio abanico clínico, la bendopnea, que había pasado desapercibido hasta hace unos años, y que hace referencia a la falta de aire que se produce tras la flexión anterior del tronco durante los primeros 30 segundos, y que dificulta actividades aparentemente tan simples como calzarse o atarse los cordones.

El propósito de la tesis doctoral fue determinar las características propias de este síntoma y evaluar el pronóstico a corto plazo, así como el grado de limitación de la calidad de vida secundaria a la presencia del mismo.

Baeza observó que la presencia de bendopnea en los pacientes con insuficiencia cardíaca en fase aguda fue de casi la mitad de la población incluida (48,8 %) y fue relacionada a su vez con otros síntomas y signos de insuficiencia cardíaca avanzada.

Asimismo, comprobó que la presencia de bendopnea producía una limitación subjetiva en la calidad de vida, ya que más del 80 % de los pacientes presentaban dificultad para realizar una flexión anterior del tronco o eran incapaces y requerían de una segunda persona.

Por otra parte, la bendopnea se asoció con la mortalidad al año, siendo más potente en los primeros seis meses.

Con estos datos se pone de manifiesto la importancia de este síntoma en la exploración física habitual de los pacientes con insuficiencia cardíaca, ya que identifica a aquellos pacientes con peor pronóstico a corto plazo.