La Rioja

Logroño, 9 nov (EFE).- El portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Jesús Ángel Garrido, ha afirmado hoy que su partido "seguirá trabajando en positivo" para mejorar la iniciativa legislativa popular (ILP) de protección de los animales, que se tramita en la Cámara regional.

En una nota, se ha referido al encuentro de trabajo que miembros de su grupo han mantenido con representantes de cerca de una docena de colectivos afectados por esta ILP, organizado en respuesta a la solicitud de estos colectivos.

Ha lamentado que el resto de grupos parlamentarios con representación en la Cámara Regional no hayan acudido a la reunión con colectivos y asociaciones afectadas por esta iniciativa, "al menos para poder estar unos minutos y escuchar sus demandas".

Garrido ha destacado que los colectivos y asociaciones son hoy las auténticas protagonistas y el Grupo Popular se reúne con ellas para escuchar sus sugerencias.

El presidente de Federación Riojana de Caza, Eduardo Cornejo, ha sido una de las personas que ha asistido al encuentro, en el que ha afirmado, según el PP, que "este texto legal no se ajusta para nada a la actividad de los perros de caza"; y así se lo ha planteado a todos los grupos, "excepto a Ciudadanos, que no ha querido recibirnos".

"Los perros de los cazadores no son mascotas, son perros de actividad y pensamos que este texto legal va más orientado a los animales de compañía", ha apuntado Cornejo, quien ha señalado que los cazadores ya cuentan con una Ley de Caza desde 1998 y un reglamento que la regula desde 2004.

"Lo que más nos afecta -ha añadido- es la obligatoriedad de la esterilización de los perros a la hora de cederlos, algo que se aparta totalmente de la tradición del mundo rural".

Según el comunicado del PP, el secretario técnico de ARAG-ASAJA, Igor Fonseca, ha señalado que, desde su punto de vista, esta ILP es "un auténtico despropósito porque mezcla dos cuestiones diferentes, como son los animales de compañía y los de trabajo".

Ha recordado que los animales que ayudan en las labores ganaderas "están sometidos a una serie de controles por parte de las autoridades competentes que aseguran que conviven en buenas condiciones con el hombre.

"La ILP pone en duda una serie de prácticas para las que están preparados y seleccionados a través de la historia", ha añadido Fonseca, quien ha mostrado su preocupación porque "se coarten o se pongan más requisitos a la caza, sobre todo en la tenencia de perros y hurones, porque hay un problema con la fauna cinegética que afecta a la actividad agrícola".

Por su parte, el presidente del Colegio Profesional de Veterinarios, Julián Somalo, ha subrayado que entiende que una ley que nace de una iniciativa popular es importante, pero ha recordado que el Consejo Consultivo ha retirado gran parte de esta norma, a la que se han presentado más de 200 enmiendas.

"Tenemos que considerar que esta ley en todos los apartados no se ajusta y creemos que debería ser retirada y comenzar de cero y hacerla más racional", ha dicho.