La Rioja

Arnedo , 9 nov .- El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha incidido hoy en la importancia de trabajar y restaurar el patrimonio histórico "para rescatar la memoria, saber de dónde viene uno y así pensar en el futuro".

Ábalos ha hecho estas declaraciones tras visitar el Castillo de Arnedo, cuya restauración ha concluido recientemente, financiada por el programa 1,5 % Cultural del Ministerio de Fomento.

"Ha sido una obra muy participada, donde cada uno ha puesto su aportación y por eso estoy satisfecho", ha dicho el ministro, para quien este proyecto "es una conquista de todo Arnedo".

"Rescatar la memoria es muy importante, para la existencia es fundamental saber de donde viene uno y es muy difícil pensar en futuro sin la palanca que es la historia", ha considerado el ministro.

A este acto han asistido el delegado del Gobierno en La Rioja, José Ignacio Pérez Sáenz y los consejeros de Hacienda, Alfonso Domínguez, y Fomento, Carlos Cuevas.

Además, en la inauguración ha intervenido el alcalde de Arnedo, Javier García, quien ha destacado que "en tres años hemos pasado de una utopía a la realidad" con la restauración de un castillo "con más de mil años de historia que recobra presencia y voz".

Arnedo, ha dicho, es "una ciudad en expansión" y "un pulmón económico de La Rioja" que "hoy hace historia desde su atalaya" por lo que "estamos muy orgullosos".

La restauración del Castillo de Arnedo ha contado con una aportación de 1,2 millones de euros del Ministerio de Fomento, el 71,48 por ciento del total.

En este proyecto se ha intervenido también en la zona en la que se asienta el castillo, denominada "Peña del Castillo", para conectarla e integrarla en la ciudad.

Por otro lado, el ministro ha recordado las actuaciones en las que, dentro del mismo marco, Fomento está tramitando en La Rioja, como la rehabilitación del Teatro Bretón de los Herreros de Logroño, la construcción de un acceso a las ruinas arqueológicas de las "Cloacas Romanas" de Calahorra, la restauración del interior de la iglesia del convento de San Francisco en Santo Domingo de la Calzada y el centro de interpretación del Románico de La Rioja en Treviana.