La Rioja

Logroño, 13 oct (EFE).- Los avances diagnósticos y terapéuticos contribuyen a que la medicina sea cada vez más efectiva pero no está exenta de riesgos y uno de estos riesgos son los llamados efectos adversos (EA).

Así lo explica la doctora en Medicina por la Universidad de La Rioja, Concepción Pavía, en su tesis "Efectos Adversos como motivo de ingreso en la Unidad de Medicina Intensiva " (UMI), dirigida por Ramón Blanco, del Centro de Investigación Biomédica de La Rioja.

Estos EA suponen una preocupación para los profesionales y las autoridades sanitarias ya que la seguridad y la calidad asistencial van unidas y es ese interés por la calidad asistencial lo que ha motivado esta tesis.

Sus objetivos fueron conocer la incidencia de efectos adversos como causa de ingreso en la UMI del Hospital San Pedro de Logroño, qué lo motivó, dónde se produjo, cuántos podían haber sido evitados, analizar qué hacer para que no se repita. su pronóstico, y por último el impacto económico de estos efectos, ha detallado el Gobierno riojano, en una nota.

Para desarrollar este estudio se revisaron las 4.863 historias clínicas de los pacientes que ingresaron, procedentes de cualquier ámbito socio-sanitario de La Rioja, en la UMI del Hospital San Pedro en los últimos cinco años.

De todos esos pacientes se seleccionaron 455, que fueron aquellos que ingresaron en la UMI por un efecto adverso, lo que supuso el 9,4%, un porcentaje ligeramente inferior al registrado por otras UMI de características similares a la de La Rioja.

En la última década, la UMI del Hospital San Pedro ha participado en diversos estudios nacionales relacionados con la seguridad de los pacientes críticos y los EA en diferentes ámbitos asistenciales.

Pavía sostiene en su estudio que las UMI constituyen una parte fundamental de la estructura hospitalaria, íntimamente conectada con los demás servicios hospitalarios -médicos y quirúrgicos-, en donde ingresan los pacientes en una situación crítica que, si bien requieren de una vigilancia y atención continua y específica, también son susceptibles de recuperación.