La Rioja

Logroño, 16 sep (EFE).- El actor andaluz Pepón Nieto ha asegurado a Efe en Logroño que, "aunque hagamos comedia y nos lo pasemos muy bien como actores porque disfrutamos de nuestro trabajo, en los ensayos y las funciones no hay tiempo para cachondeo o bromas".

Nieto es uno de los actores de "La comedia de las mentiras", que se pone en escena en el Teatro Bretón de Logroño los dos próximos días, 17 y 18 de septiembre, donde compartirá escenario con Paco Tous, María Barranco, Angy Fernández, José Troncoso, Raúl Jiménez y Marta Guerras.

Los ensayos de esta obra han sido "muy intensos y de mucho trabajo" porque, además, tenían la "responsabilidad" de estrenar en el Festival de Mérida, que es "un escenario al que todos quieren ir, pero en el que te juegas mucho", pero lograron el "lleno" todos los días en la que la representaron.

"'La comedia de las mentiras' es una obra de enredos muy trepidante, donde los personajes buscan desesperadamente el amor y, para conseguirlo, mienten", ha definido este acto, para quien las fiestas logroñesas de San Mateo son "estupendas".

Su personaje, Calidoro, es "un criado muy inteligente, que miente con muchísima facilidad, que tiene muy poca vergüenza y mucho descaro", pero que quiere, "como una madre", a sus dos amos, quienes son dos "pijos grecolatinos, caprichosos, malhablados y peleones", ha explicado.

"La función arranca con un monologo mío, que dura casi quince minutos; es un momento muy intenso y trato de que no me pase nada porque define mucho como voy a tirar en el resto de la función", ha precisado.

Ha detallado que últimamente lo está disfrutando "bastante", pero sí que era algo que le hacía arrancar "con mucho miedo" y ha confesado que antes de la función se repasa a solas el monólogo un par de veces en el camerino, lo que no hace con otras obras.

"Si me quedo en blanco, es horrible porque soy yo solo hablándole al público, sin ningún compañero que me dé el pie o me pueda ayudar, así que puede ser peligroso, pero el teatro tiene esa cosa de que pones el pie en escena, miras al público y ya tiras para adelante", ha asegurado.

Un factor "muy importante" para él es que "el teatro está vivo" y no se es "el mismo hoy que mañana" y ha considerado que "el público determina mucho, ya que hay quienes entran desde el inicio en la obra y otros que parece que no tienen ganas de reírse y toca remar más".

Se ha referido a que, en el teatro, el público hace que cada día sea distinto, los actores narran la historia de principio a fin sin intermediarios y tienen el "feedback" de las personas que asisten, quienes "están enfrente y mandan, sobre todo en la comedia".

Se trata de "una obra muy trepidante, que exige mucho esfuerzo físico", según Pepón Nieto, quien se ha confesado "fan/amigo/hermano" de Paco Tous, por lo que estaba deseando encontrar un texto en el volver a actuar juntos.

"Trabajar con Paco es un lujazo porque nos conocemos muy bien, con solo mirarnos en el escenario ya sabemos lo que nos pasa a cada uno en ese momento", ha indicado, y, además, "somos como hermanos, así que para mí es un placer inmenso y ojalá pudiese estar toda la vida haciendo funciones con él".

También ha mencionado que "María Barranco tiene ese toque especial para la comedia que le viene muy bien al personaje, una solterona que ha decidido no tener marido", Angy Fernández es "un talento con patas, es un niña que parece que se ha comido a un artista viejo".

Para él, José Troncoso es "un actor estupendo, con el que te diviertes mucho en escena"; Raúl Jiménez es "muy buen tío y actor" y Marta Guerras "va a ser la sorpresa de la actuación".

Nieto, el veinte de noviembre, terminará esta gira con "La comedia de las mentiras", pero, diez días después, estrenará una nueva función, "La culpa", en la que también intervendrán Ana Fernández, Miguel Hermoso y Magüi Mira; por lo que está "un poco desquiciado" al ensayar y hacer la gira al mismo tiempo.