La Rioja

Logroño, 16 sep (EFE).- Un centenar de activistas antitaurinos ha protagonizado hoy en el centro de Logroño una "performance" en la que han llamado la atención sobre la crueldad que, en su opinión, supone la tauromaquia y el sufrimiento de los animales.

Han recordado que en la Feria Taurina de San Mateo morirán 30 toros, además de realizar otras actividades que para ellos suponen un maltrato animal como la suelta de vaquillas o los concursos de recortadores.

Para ello han construido cincuenta esculturas de la cabeza de un toro, que han distribuido entre otras tantas personas, vestidas bajo ellas como peñistas; así han llamado la atención de la unión de toro y personas "como seres con sensibilidad" a "los que se provoca sufrimiento para la diversión de una minoría".

Así lo ha explicado la coordinadora de la organización AnimaNaturalis en La Rioja, Ana de Imaña, quien ha recalcado que "no es necesario matar para divertirse" porque "en estas fiestas hay un programa tan variado que no es necesario seguir con el maltrato animal".

Ha criticado el que las corridas de toros "sigan recibiendo la protección de las autoridades" y también el que "se organicen en unas fiestas como estas actos de tauromaquia para los niños, algo que debería estar prohibido", ha considerado.

"Cada vez hay menos espectáculos taurinos, ven que esto se está acabando y por eso quieren fomentarlo, pero lo mismo que está prohibido llevar a los niños a determinados sitios, no nos parece correcto fomentar la tauromaquia entre ellos", ha dicho.

De Imaña ha recordado que desde hace años organizan un acto similar a este en San Mateo "y al principio nos decían que éramos una hippies y eran menos vehementes, porque no nos veían peligrosos" pero "la gente cada vez es más empática con nosotros, es consciente de la realidad y del dinero público con el que se subvenciona la fiesta de los toros".

Por eso, ha concluido, "ahora nos atacan más".

Según sus datos, cada año se organizan menos corridas de toros en España y mientras que en 2007 se organizaron en el país 3.651 festejos taurinos en plaza, en 2016 fueron 1.598; esta misma organización cifra en 564 millones de euros las subvenciones públicas que recibe la tauromaquia en España, lo que supondría unos 47 euros por familia.

(foto)