La Rioja

Logroño, 11 ago (EFE).- Alrededor de 450 personas han participado hoy en la concentración de repulsa a la presunta agresión sexual a una menor ocurrida la semana pasada en Santo Domingo de la Calzada.

Según ha relatado a EFE el alcalde de Santo Domingo, Agustín García, la concentración, a la que ha asistido la consejera de Presidencia del Gobierno regional, Begoña Martínez, se ha desarrollado en un clima "serenidad" pero también de "inquietud y hasta irritación" por la puesta en libertad del presunto agresor, decretada por el juzgado que instruye el caso.

El juzgado de Calahorra -el competente por el lugar donde se detuvo al presunto agresor- se inhibió en favor de un juzgado de Haro, del que depende Santo Domingo, pero también dejó en libertad con cargos al hombre con una orden de alejamiento de la menor.

Los hechos ocurrieron la madrugada del pasado día 8 de agosto, cuando la joven regresaba a su domicilio y presuntamente fue abordada por este hombre que la agredió sexualmente.

En la concentración de hoy, en la que se ha guardado un minuto de silencio, "sobre todo se ha manifestado la repulsa de nuestro municipio a cualquier violencia sobre la mujer", ha subrayado García.

Ha subrayado su confianza "en las Fuerzas de Seguridad y en la Justicia" para esclarecer el caso, pero "en cualquier caso, nuestro ayuntamiento se pone a disposición de la joven y su familia para lo que sea necesario", ha afirmado el alcalde.

Ha relatado que la familia de la joven, de origen ecuatoriano, reside en Santo Domingo "desde hace bastantes años" y "son gente apreciada en el pueblo".

"No sé porqué se ha adoptado la medida de dejar en libertad al presunto agresor pero la víctima es esa familia y la joven, que es menor de edad", ha considerado García.

En su intervención durante este acto, el alcalde ha también ha manifestado el "apoyo y cariño" del municipio a la joven y su familia y ha reconocido el "desasosiego" que existe en el municipio por la puesta en libertad del presunto agresor.

"Ese tipo de agresiones son incalificables, las reprobamos públicamente, expresamos nuestro más absoluto rechazo ante cualquier manifestación de violencia hacia la mujer y queremos decir bien alto, que ellas son las víctimas, no las responsables", ha dicho el alcalde.

Por último, ha reiterado el compromiso de su Consistorio para "lograr una sociedad más justa, igualitaria y libre" y para "intentar erradicar de nuestras familias, calles y plazas todo tipo de conductas violentas, en general, y contra la mujer, en particular".