La Rioja

Logroño, 25 may (EFE).- El rector de la UNIR, José María Vázquez, ha animado a los 626 alumnos egresados hoy a "no ser avaros" de su libertad, sino que la disfruten, que la gasten a través de compromisos que merezcan la pena, que "les conduzca a la entrega a los demás, que es la mejor manera de tener una vida plena y feliz".

El rector ha presidido el acto de graduación de los alumnos de catorce grados y cuarenta másteres de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), procedentes de 19 países de Europa, América, África y Asia, al que han asistido los consejeros del Gobierno de La Rioja de Educación, Alberto Galiana, de Salud, María Martín, y de Fomento, Carlos Cuevas.

En su intervención, Vázquez se ha referido a que le preocupa de la sociedad actual "el miedo al compromiso", del que las personas rehuyen "casi instintivamente", como algo que les puede dañar y que puede restar posibilidades "de no se sabe bien qué".

"La libertad se disfruta cuando se gasta y la forma en que gastamos, en que disfrutamos nuestra libertad, es eligiendo, comprometiéndonos", según el rector, para quien hay compromisos, "los mal elegidos o contraídos", que lastran la vida de las personas.

Frente a ello, hay otros compromisos, como son los que empujan a tomar la amistad, el amor o los ideales altos, que, a la vez que vinculan y atan, también liberan.

Para él, "quizá por efecto del escepticismo que nos hace estar como de vuelta de todo", en la actualidad, parece como si la meta de cambiar la sociedad se estime inalcanzable y algo prevenga contra los "quijotismos" y conduzca a un "sanchopancesco" conformismo.

"A la libertad la estimamos no tanto como principio ordenador de la vida social, sino como condición personal de la que no podemos prescindir", ha dicho, y "el compromiso se nos aparece como límite a esa libertad personal".

Por su parte, el consejero de Educación ha asegurado que "UNIR es una embajadora de la marca Rioja y de la marca España, que tiene un futuro prometedor" y entre sus futuros retos ha considerado que "los puentes unen y acercan y UNIR es un puente más que se une a la historia de La Rioja".

Ha recordado el nacimiento de la lengua española en San Millán de la Cogolla y ha resaltado "la riqueza pasada, presente y futura que supone la milenaria lengua española".

Galiana también se ha referido al momento de crecimiento y transformación de la universidad en el mundo, donde juega un papel importante en las TIC, por lo que UNIR es "un exponente magnífico y está la vanguardia".

La lección inaugural, titulada "Profesión y cultura", la ha pronunciado el vicerrector de Investigación de UNIR, Julio Montero, quien ha señalado que los seres humanos pueden ser "personas de cultura o no en la medida en que sepamos qué somos o no lo sepamos, dónde queremos llegar, a quién apreciemos más y a quiénes menos y sepamos dar coherente razón de nuestras vidas".

Por eso, "hay gentes cultas tras los mostradores de un bar y gente inculta, hasta el hastío, impartiendo cursos superiores de ignorancia", ha subrayado.

"Si queremos una vida digna, hemos de tejer el ejercicio profesional con la coherencia que da la cultura: en plenitud de una vida plena, en la excelencia de saber que aportamos algo de interés a nuestra sociedad mediante el ejercicio de nuestra profesión", ha aseverado.

Se ha referido a que "la cultura sitúa nuestra profesión en su sitio", en "un realizarnos, ser mejores porque percibimos la trascendencia de nuestra actividad al realizarla bien".

El alumno del grado de Humanidades Francisco Javier Domínguez, en representación de los egresados, ha indicado que los estudiantes de UNIR son "aventureros cuerdos con nobles aspiraciones, plantando cara a la comodidad y con el esfuerzo por bandera"; que están dispuestos a ser "los profesionales que el mundo necesita".

"Las nuevas tecnologías son una realidad que obliga a la actualización constante de todos los sectores", ha dicho, pero de forma especial de personas como los alumnos de UNIR, que pretenden aprender y exigirse con la realización de sus estudios en "una universidad que ha apostado y apuesta por un planteamiento pionero en el proceso de aprendizaje".

La plaza de toros de "La Ribera" de Logroño ha acogido a unas tres mil personas para asistir a la graduación de alumnos de España, Portugal, Colombia, Bélgica, Reino Unido, Guinea Ecuatorial, Italia, Arabia Saudita, Ecuador, Suiza, Panamá, Costa Rica, Argentina, Austria, Estados Unidos, Alemania, Francia, Uruguay y México.

Un total de 41 integrantes del Coro de la CLA Pepe Eizaga de Logroño y del Coro Joven Filarmonía de Madrid han actuado durante los momentos más emblemáticos de la ceremonia, como los desfiles de la comitiva y el "Gaudeamus".