La Rioja

Madrid, 26 may (EFE).- El ciclista asturiano Dani Navarro, jefe de filas del Cofidis, reaparecerá el próximo sábado en Francia tras el parón forzoso por las lesiones sufridas en la primera parte de la temporada, a finales de marzo.

La caída en la última etapa de la Volta a Cataluña, donde se rompió la escápula izquierda y se llevó un fuerte golpe en la rodilla, añadida a la anteriormente sufrida en la Vuelta a Andalucía en la que se fracturó dos costillas, obligaron a Navarro a modificar el calendario de competición previsto.

Después de unos días entrenando en Sierra Nevada, ahora se encuentra en Asturias y cree estar curado del todo: "Estoy recuperado casi al cien por cien, la escápula ya apenas me duele y en la rodilla, donde también tenía una rotura, me molesta algunos días, pero sin problemas para entrenar", confiesa el asturiano en la web de la Federación Española.

Para Navarro la cita más importante de la temporada será el Tour de Francia, que comenzará el 4 de julio en Utrecht (Holanda).

Para llegar en forma a la ronda gala, el gijonés tiene decidido correr el próximo día 30 el Grand Prix de Plumelec-Morbihan y un día después en la Boucles de l'Aulne - Châteaulin, dos pruebas de la Copa de Francia muy importantes para el equipo Cofidis.

"Estas dos carreras me gustan mucho, son en la Bretaña francesa y siempre hay mucho público, ya las corrí el año pasado y me van a servir para coger ritmo de competición. Sé que me va a tocar sufrir porque son carreras muy duras y se va muy rápido, pero es lo que toca", reconoce Dani.

Navarro ultimará su preparación de cara al Tour participando en el Criterium Dauphine, prueba de la máxima categoría donde suelen verse las caras los corredores que quince días después reaparecerán en la Grade Boucle.