larioja.com
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 2 / 15 || Mañana 2 / 15 |
más información sobre el tiempo
Agencias
Estás en: > > >

Vargas Llosa: El libro electrónico conlleva la banalización de la literatura

Madrid, 21 abr (EFE).- El escritor Mario Vargas Llosa dijo hoy que el libro electrónico es ya "un proceso irreversible" que quizá sirva para acercar la literatura a un público mayor, pero que, en cuanto a la calidad, ha traído "una cierta simplificación y banalización" a la obra literaria, si se la compara con la de papel.
Vargas Llosa hizo estas reflexiones al entregar los Premios NH de Relatos que llevan su nombre y que en esta edición recayeron en la escritora uruguaya Cristina Peri Rossi y en los españoles Gustavo Martín Garzo, Juan Bonilla y Carlos Castán.
El hecho de que este año los premios no se vayan a editar en el tradicional formato de papel sino en versión "on line" dio lugar a un interesante debate sobre el libro electrónico, en el que, además del escritor peruano, participaron los ganadores, salvo Peri Rossi que no pudo viajar a Madrid por enfermedad, y Lorenzo Silva, miembro del jurado.
Vargas Llosa reconoció que, por su edad, tiene "prejuicios" hacia el libro electrónico, en particular, y hacia la cultura virtual, en general. Siente "desconfianza casi visceral hacia la literatura difundida a través de las pantallas".
Y aunque es consciente de que, "probablemente", habrá en el futuro una generación que desconozca los libros de papel, cree que estos no van a desaparecer y "quizá, en el peor de los casos, se queden para una minoría".
"Tal vez el hecho de que sea una literatura minoritaria aumente su rigor y sea mucho más exigente, más responsable, en tanto que el margen de irresponsabilidad se lo llevará el libro virtual". "¿Ustedes creen que un libro como "El Ulises", de Joyce, se podría escribir para el ordenador?", preguntó el autor de "La casa verde".
Vargas Llosa se refirió también a la proliferación de blogs, que son "interesantes y favorecen la comunicación, pero el tipo de literatura que producen es de una enorme pobreza, incluso sintáctica".
Martín Garzo rompió una lanza a favor del libro electrónico, que permitirá acceder a obras difíciles de encontrar en las librerías. "No hay por qué sentirse amenazados", aseguró.
Eso sería "lo ideal", en opinión de Vargas Llosa. Que simplemente cambiara el soporte y que el libro electrónico le diera a la literatura "una permanencia que no tiene a través del papel".
Pero el gran escritor peruano siente "una cierta desconfianza" porque tiene la impresión de que "escribir para la pantalla es escribir para la actualidad", y "la gran literatura se hace con una voluntad y una esperanza de permanencia".
"Cuando se escribe para una pantalla buscas la actualidad y tratar de llegar a un gran público, y eso, en el campo de la literatura y el arte, irremediablemente te lleva a una simplificación, a una banalización y a conseguir productos de escasa permanencia", dijo el autor de "Conversación en la catedral".
Ese carácter "efímero" lo ve también Vargas Llosa en el arte audiovisual, en las instalaciones, "que son más un espectáculo que una obra de arte permanente"
"Quizá nuestra noción de lo que es una obra maestra va a desaparecer y las futuras nuevas generaciones considerarán ingenuo escribir con mentalidad de permanencia", concluyó Vargas Llosa.
Carlos Castán es de los que opina que "hay libros que sólo se pueden leer en papel", y Juan Bonilla ve "difícil predecir el futuro" del libro electrónico, entre otras razones porque "cuando entran las máquinas en juego, siempre hay pelea entre los grandes" empresarios. "Todavía no se ha decidido cuál se llevará el gato al agua"
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.