Caja Rioja aprueba la transformación de la entidad en una fundación especial

El acuerdo de transformación se ha producido por "una amplísima mayoría", ya que "solo ha contado con un voto en contra y ninguna abstención", ha precisado Fernández-Velilla

EFELOGROÑO
Caja Rioja aprueba la transformación de la entidad en una fundación especial

La Asamblea General de Caja Rioja aprobado hoy la transformación de la entidad en una fundación de carácter especial, que iniciará, en breve, los trámites para fusionarse con la Fundación Caja Rioja, cuyo logotipo se mantendrá.

Así lo ha explicado hoy el presidente de Caja Rioja, Juan Antonio Fernández-Velilla, en una rueda informativa, tras la Asamblea, que ha calificado de "éxito" por el grado de participación de los consejeros generales y la normalidad en su desarrollo.

El acuerdo de transformación se ha producido por "una amplísima mayoría", ya que "solo ha contado con un voto en contra y ninguna abstención", ha precisado Fernández-Velilla.

Ha calificado de "irresponsables" algunas "voces apocalípticas" ante la opinión pública, ya que ha asegurado que "las instituciones siguen vivas y lo único que ha habido es un cambio en el régimen jurídico de la entidad".

Los estatutos de la nueva fundación, que también ha aprobado la Asamblea, recogen, como principal objetivo, la promoción del desarrollo social, económico y cultural de la sociedad riojana.

El patronato de la nueva fundación incluirá a representantes de la Comunidad Autónoma de La Rioja, entidades de interés social y personas de reconocido prestigio, ha informado Fernández-Velilla, quien ha indicado que también tendrá cabida el mecenazgo privado.

Fernández-Velilla ha destacado que la transformación de Caja Rioja en fundación supone la adecuación del régimen jurídico de la entidad a su nueva realidad y ha recordado que es el acto que culmina la evolución del proceso de integración de Caja Rioja en Bankia, que es la entidad sucesora de la Caja riojana en la prestación de servicios financieros en esta comunidad.

Ha recalcado que la transformación no tiene impacto alguno en los clientes y ha insistido en que este cambio responde a las exigencias de la Ley 9/2012 de Reestructuración y Resolución de Entidades de Crédito, de 15 de noviembre de 2012.

Si no se hubiera actuado con celeridad, los órganos de gobierno de la Caja habrían quedado legalmente disueltos, y la Comunidad Autónoma de La Rioja habría tenido que nombrar una comisión gestora encargada de ejecutar la obligada transformación, ha indicado.

Por ello, ha valorado que se ha hecho un "importante esfuerzo" por completar todos los pasos requeridos, dentro de los plazos que la norma establece, para dar a la Asamblea la oportunidad de pronunciarse acerca del acuerdo de transformación y sobre la propuesta de Estatutos de la nueva Fundación, elaborados por el Consejo de Administración.

La Asamblea de Caja Rioja ha aprobado estos acuerdos, así como los nuevos Estatutos de la Fundación Especial Caja Rioja, en los que se define su objeto social como la promoción del desarrollo social, económico y cultural en el ámbito de esta comunidad autónoma.

También ha nombrado a los actuales miembros del Consejo de Administración para que conformen el primer Patronato provisional, por un período de seis meses, con el cometido principal de poner en funcionamiento la nueva Fundación y conducir su proceso de absorción de la actual Fundación Caja Rioja.

Una vez transcurrido ese plazo de tiempo, el Patronato se conformará de manera definitiva por un mínimo de nueve patronos y un máximo de doce, ha señalado el presidente de la entidad.

Para ello, la entidad fundadora de Caja Rioja, que es la Comunidad Autónoma de La Rioja, designará a cuatro patronos; se nombrará a tres patronos que sean personalidades de reconocido prestigio, y a otros dos patronos en representación de entidades de interés social.

De manera opcional, los posibles mecenas con los que pueda contar la Fundación podrán nombrar hasta tres patronos más.

El cargo de patrono será incompatible con todo cargo político electo o con la condición de alto cargo de la Administración, tendrá carácter honorífico y no dará lugar a retribución alguna, ha informado Fernández-Velilla.

La gestión del Patronato estará supervisada por la Consejería del Gobierno de La Rioja responsable en materia de Hacienda.

Respecto al presupuesto de la nueva Fundación en 2013, Fernández-Velilla ha precisado que espera que no sea inferior a los 2,5 millones que la Fundación Caja Rioja ha tenido en 2012.

Ha añadido, además, que existe el "compromiso y voluntad" de Bankia con financiar proyectos de interés que pueda desarrollar la nueva fundación, y que también podrán ser sufragados con fondos de nuevos patronos.

También ha asegurado que, con los remanentes líquidos que actualmente tiene Caja Rioja, la Obra Social de la entidad "está garantizada, al menos, hasta 2015 incluido", aunque ha insistido en que la entidad dispone de activos no líquidos, a los que, se sumarán las aportaciones provenientes de acuerdos con Bankia y financiación de mecenazgo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos