Ocho personas con discapacidad visual prueban el primer kart adapatado de La Rioja

La ONCE les lleva a Karting Rioja a disfrutar de una tarde de conducción

B.M.ZAPORTALOGROÑO
Uno de los jóvenes, ayer en el kart, acompañado de su monitora. /SONIA TERCERO/
Uno de los jóvenes, ayer en el kart, acompañado de su monitora. /SONIA TERCERO

David Corral, Rafa Sáez y Alberto Bacete tienen un amigo tretrapléjico. De su relación con él y su negocio nació la idea de poder acercar a todo tipo de público la sensación de conducir un kart. "¿Por qué él o alguien con una discapacidad física no va a poder disfrutar de esa sensación?", pregunta Corral.

Desde enero los tres jóvenes tienen Karting Rioja y quieren emprender nuevos proyectos. Descubrir a quien no ha podido conducir nunca (o ha tenido que dejar de hacerlo) la diversión del movimiento, del viento en la cara y la velocidad es su nuevo reto.

Para ello han buscado la adaptación de un kart para que sea biplaza. "Tuvimos que irnos fuera de Logroño, porque aquí nadie había pedido nada parecido, no existía ninguna actividad de este tipo", asegura David.

El vehículo cuenta con seguridad extra, dos volantes y unos pedales que maneja el acompañante. "A medida que van rodando se les deja empezar a conducir. El tutor, el monitor o la persona que va a su lado puede, por ejemplo, corregir la dirección...se les deja manejar un poco", explica Rafa. "Si su problema no es la deficiencia visual se les deja llevarlo a ellos".

Volver a ser el piloto

Ocho personas ya han disfrutado de este biplaza. La ONCE ha estado con ellos y les ha ofrecido la oportunidad. "Se ha tratado de invidentes totales o parciales, que han perdido la visión y ya habían conducido o que nunca lo había hecho", detalla Rafa.

"Ha sido una experiencia emocionante, estaban encantados, algunos viviendo algo nuevo, otros recordando aquella sensación que hace tanto tiempo no vivían, pero no han olvidado. Les ha encantado, creo que se han divertido mucho", asegura.

"Ahora estamos con la colocación de levas debajo del volante, para quien no pueda utilizar las piernas, pero sí las manos", comenta. "Además, en este caso la sujección de las piernas también está pensada para que estén cómodos", apunta.

Ocho minutos es el tiempo correspondiente a cada tanda. Allí mismo, en la carretera de El Cortijo, número 3, se puede disfrutar de una cena, un vermú, un cumpleaños o una parada en una despedida de soltero. Ellos te organizan todo y cada vez más para todos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos