Cursos para que los ciclistas circulen por la carretera

El Ayuntamiento prevé formar a ciclistas y conductores para mejorar su convivencia en las calzadas de la capital, pero también estudia completar la red de carriles y ampliar las calles a 30 Km/hora

M.J.LUMBRERASLOGROÑO
Imagen de un recorrido por carril bici./L.R./
Imagen de un recorrido por carril bici./L.R.

Se trata de preservar al peatón «como usuario natural de las aceras es el peatón», al «ciclista como usuario más vulnerable de las carreteras» y de «sensibilizar al conductor de que debe familiarizarse con la presencia de ciclistas en las mismas». Y, con estas premisas, el portavoz municipal, Miguel Sáinz, ha presentado lo que llama «plan ambicioso» previsto para mejorar el uso compartido de la calzada por parte de bicicletas y de vehículos. Hay cuatro líneas de trabajo: por un lado, habrá formación, que será para menores desde el parque infantil de tráfico de la calle Río Isla, y que será para familias y adultos con vocación ciclista los fines de semana y por distritos. «En dos horas, se procurará ofrecer pautas para moverse en ciudad y señalizando», ha apuntado el portavoz.

Otra de las líneas tiene que ver con los carriles bici. Para su revisión se ha contratado un estudio del que salgan propuestas de mejora de señalización, seguridad e incluso alguna posible variación de trazados. «Los hay pegados a paradas de autobús, de terrazas, junto a fachadas...», ha dicho Sáinz. Y también deberá planificar la unión de los tramos inconexos e incluso la integración de la red urbana con la periférica. Y si ya hay alguna calle de las llamadas de tráfico pacificado, puede que resulten algunas más. El portavoz ha comentado que habrá calles con baja densidad de tráfico que puedan servir para completar estos circuitos ciclistas. Por fin, se difundirán trípticos con pautas básicas de comportamiento para garantizar esa convivencia de los tráficos.

El concejal ha adelantado que ya se ha pedido la opinión de los técnicos municipales y de la Policía Local y que además se contará con la de entidades relacionadas con el mundo del coche y con el de la bici. De momento, no se contemplan sanciones. Y ello porque «nuestro escenario de convivencia es pacífico. El tiempo dirá si es necesario».