David Torres gana el Premio Logroño de Novela con "Punto de fisión"

Torres reconoce que "es un libro arriesgado" y por eso "tenía un poco miedo sobre sus posibilidades"

EFE |LOGROÑO
David Torres gana el Premio Logroño de Novela con "Punto de fisión"

El presidente del jurado, el escritor y académico, Luis Mateo Díez, ha hecho público el fallo en una cena a la que han asistido el resto de escritores que han escogido la obra ganadora: Fernando Marías, Manuel Rivas, Care Santos y Félix J. Palma.

En la cena, junto a diversas personalidades de la política, la empresa y la cultura de La Rioja, han participado el alcalde de Logroño, Tomás Santos, el presidente de Caja Rioja, Fernando Beltrán, y responsables de la editorial Algaida.

Estas tres entidades son las patrocinadoras de este premio literario, en cuyo palmarés David Torres sucede al navarro Eduardo Iriarte, con "Las huellas herradas"; en 2008 el premio fue para Martín Casariego por "La jauría y la niebla" y en la primera edición para Manuel Hidalgo, que ganó el premio con "Lo que el aire mueve".

Torres ha recibido esta noche el premio de 90.000 euros y en los próximas meses concretará con la editorial Algaida, uno de los sellos de Anaya, cómo se invierte una cantidad similar en la edición, publicación y promoción de la obra.

Torres, que fue finalista del Premio Nadal en 2003 con "El gran silencio", recibió en 2007 el premio Tigre Juan de Novela y un año después obtuvo el Hammet a la mejor novela policíaca de la Semana Negra de Gijón, en ambos casos por "Niños de tiza".

En la actualidad alterna su obra narrativa con las colaboraciones en periódicos, la docencia en la escuela de literatura Hotel Kafka y ha trabajado como guionista del programa de televisión "Al filo de lo imposible".

Según ha explicado a EFE, ha tardado tres años en escribir "Punto de fisión", una obra "polifónica" compuesta por varias historias que "aparentemente no tienen relación, pero que están imbricadas" y que en algunos momentos son "una novela dentro de una novela".

"Punto de fisión" plantea reflexiones sobre la literatura, la creación artística y la importancia de la palabra en el mundo actual "de un modo arriesgado" aunque "es una novela más fácil de leer que de explicar", según su autor.

Los personajes principales de las historias de esta novela son un editor que pasa del éxito a que todo le vaya mal; un policía que investiga a un grupo terrorista nacionalista madrileño; un niño que vive la catástrofe de Chernobyl y un hombre al que le cae un rayo y comienza a escribir novelas de éxito sin parar.

Estos personajes plantean historias que parecen no tener nada en común, "pero al final tiene un punto de unión" como "si fuera una bomba de cuatro tiempos" y "con muchas cosas escondidas dentro, desde el amor a la pornografía y, sobre todo, el humor".

Torres reconoce que "es un libro arriesgado" y por eso "tenía un poco miedo sobre sus posibilidades" pero "el jurado está formado por escritores y eso es una facilidad" porque "en algunas cosas, esta es una novela experimental".

El escritor reconoce que el dinero del premio "viene muy bien y es una motivación" aunque considera que "es fundamental que también su novela vaya a ser promocionada por la editora" y que "un ayuntamiento como el de Logroño apueste por la literatura con un premio importante, que tiene poco tiempo, pero es muy conocido por los autores".

Fotos

Vídeos