La excelencia tiene su premio en la UR

El Consejo Social galardona a alumnos, profesores y empresas que fortalecen al campus logroñésGrupo AMCOR recibió ayer el reconocimiento por su apuesta por la ciencia universitaria, con la que suma una decena de contratos

V. SOTOLOGROÑO.
La excelencia tiene su premio en la UR

El Consejo Social de la Universidad de La Rioja está convencido de que todo lo bueno que ocurra en el campus debe ser conocido. Y también premiado. Por eso celebró ayer la entrega de los II premios que valoran la actividad de todos los que conforman la comunidad universitaria: alumnos, profesores, investigadores y empresas.

El presidente del Consejo Social, José Luis López de Silanes, fue claro en la apuesta de la UR: «Debemos avanzar hacia la excelencia porque sólo los excelentes van a sobrevivir». El presidente regional, Pedro Sanz, también insistió en que la UR «no sirve sólo para formar, sino que representa un beneficio para las empresas riojanas».

En este sentido, el Grupo AMCOR Flexibles fue el principal galardonado por su relación investigadora con la UR desde 1996, que se ha materializado en una decena de proyectos de I+D por valor de 370.000 euros. «El reconocimiento debería ser para la UR por el desarrollo que ha supuesto para la comunidad de La Rioja. Ahora sería difícil imaginarla sin la UR», explicó el representante de AMCOR, Stephan Bogoll.

Los alumnos más brillantes, tanto en el ámbito académico como en el social, también contaron con protagonismo. La licenciada en Química y Enología, Ana Gonzalo, y el ingeniero técnico mecánico, Fernando Antoñanzas, que no pudo recoger el premio por encontrarse ampliando sus estudios en Estados Unidos, representan «la formación de calidad que ofrece la Universidad de La Rioja», en palabras del rector, José María Martínez de Pisón.

La UR no quiso olvidar al motor académico: los docentes e investigadores del campus. El premio a la innovación recayó en los profesores Arturo Jaime Elizondo y César Domínguez, que se han embarcado en los presupuestos del 'Plan Bolonia' para Ingeniería Informática con un año de adelanto. Mientras, la investigación universitaria reconocida fue la del proyecto 'Vegetales mínimamente procesados (IV Gama)', volcada en el sector agroalimentario. Por último, los ingenieros Julio Blanco y Emilio Jiménez, que acumulan una decena de patentes, fueron galardonados con el premio a la transferencia del conocimiento.