«Quiero saborear el final de 'Perdidos'»

Matthew Fox. El protagonista de la serie de Cuatro está considerado uno de los hombres más sexys del planeta. El éxito, además, le sonríe

ANGÉLICA MARTÍNEZ
Fox quiere dejar la televisión para volcarse en el cine./
Fox quiere dejar la televisión para volcarse en el cine.

Fox triunfó primero con la serie y ahora con , donde da vida a Jack. El actor confiesa que está deseando empezar una nueva vida en cuanto termine la serie.

-¿Qué opina de la idea de viajar en el tiempo que brinda la serie?

-Me encanta. Es una gran idea y el público está respondiendo.

-¿Con qué antelación sabe lo que va a ocurrir con su personaje?

-Estamos cerca del final, nos quedan pocos capítulos por grabar y ya sé cómo termina la serie.

-¿Cuánto nos puede revelar sobre el final de Perdidos ?

-No estoy seguro de cuánto puedo revelar a la audiencia de España. Pero sin duda ciertas semillas que fueron plantadas en el pasado florecerán en esta temporada y servirán como explicación a misterios que aún se mantienen.

-Usted ha asegurado que la última temporada es la mejor.

-La serie siempre ha ido a mejor. Cuanto más avanza más intensidad tiene. Cada episodio mueve a los personajes hacia un final insospechado sin perder el rumbo.

-Ahora que ya sabe que se va a quedar sin trabajo, ¿ha empezado a preparar su nueva vida?

-Te confieso que tengo ganas de cambiar de vida. Quiero saborear el final de . Como actor he vivido una historia extraordinaria. Ahora tengo otros planes, quiero trabajar menos y mudarme de Hawai, donde se rueda la serie, a tierra firme, probablemente a Los Ángeles.

-Todos los actores cuando se ven en el paro se ponen nerviosos. ¿Le afecta esa ansiedad?

-No. Esta es la segunda serie de seis años que interpreto en mi carrera, la primera fue . Estoy cansado de hacer televisión, quiero dedicarme sólo a rodar películas. Tengo varias propuestas sobre la mesa, por eso no siento ninguna ansiedad.

-¿Por qué no quiere volver a rodar una serie de televisión?

-Por el horario. He dado ya doce años de mi vida a la televisión y ahora quiero consolidarme como actor de cine. Cuando ruedas una serie trabajas doce horas, siete días a la semana y eso te aleja de tu familia; yo necesito estar con mis hijos, verles crecer. El éxito que he logrado en la televisión me permite elegir mi próximo trabajo y prefiero el cine, porque una película se rueda en tres meses.

-¿Tiene otros intereses lejos de la interpretación?

-Sí, por supuesto. Acabo de sacarme la licencia de piloto. Volar siempre ha sido algo excitante.

-¿Le agobia la fama?

-Sí. Pero tengo la suerte de vivir en Hawai, donde no hay muchos fotógrafos. En Los Ángeles me molesta sobre todo que traten de hacer fotos a mi familia. Mis hijos no han elegido esta profesión.

-¿Cuándo se dio cuenta de que la serie se iba a convertir en un éxito internacional?

-Es curioso, porque en Estados Unidos fue un éxito instantáneo y sin embargo en el resto del mundo tardó mas en llegar al corazón del público. Considero que 'Perdidos' merece la atención que ha recibido.

-¿Se reúnen los actores de Perdidos cuando no graban?

-No. Solamente lo hicimos el primer año para conocernos mejor. Hemos pasado tantas horas trabajando juntos que necesitamos separarnos durante los descansos.

-¿Quiere decir que están hartos unos de otros?

-Sí.