El toreo se cita ante su futuro en Cataluña

José Tomás está dispuesto a vérselas 'mano a mano' con Ponce en Barcelona para reivindicar el derecho de la fiesta

PABLO GARCÍA-MANCHALOGROÑO.
Un cartel de toros en San Feliu de Guixols en los años 60 ¿Será posible a partir de mayo? ::                             L.R./
Un cartel de toros en San Feliu de Guixols en los años 60 ¿Será posible a partir de mayo? :: L.R.

Paraísos Perdidos es un maravilloso libro de Juan Pedro Bator en el que se relata literaria y visualmente la desolación y la transformación que han sufrido los litorales de España. Una de las imágenes -la que acompaña esta pieza periodística- es de un cartel de la plaza de toros de San Feliu de Guixols, uno de aquellos cosos catalanes en los que triunfó Antonio Borrero 'Chamaco', un novillero de Huelva que se hizo rico en los años sesenta toreando solo en Barcelona «con dos más». Novillero y rico, que se dice pronto.

El viernes, por un estrecho margen, la ILP que quiere prohibir las corridas de toros en Cataluña, fue admitida a trámite y en primavera, si el calendario del Parlament cumple los plazos, pueden prohibirse por ley los toros en aquella parte de España. Sin embargo, no todo está perdido y parece que el toreo, ganaderos, empresarios, profesionales y empresarios están dispuestos a dar la batalla hasta el final para que la votación decisiva no arroje a las corridas a la clandestinidad en las cuatro provincias catalanas. El apoderado de José Tomás, Salvador Boix, ha declarado que «ahora es cuando hay que unirse más que nunca, trabajar duro y debatir para defender lo que es nuestro y nos quieren quitar». De hecho, José Tomás, que ha cambiado completamente el devenir de la Monumental de Barcelona con sus grandes actuaciones en ella, también parece decidido a seguir presentando batalla. «José Tomás es un torero que ha demostrado muchísimas veces su compromiso con la fiesta de los toros en Cataluña. Él ama torear en la plaza de Barcelona, donde tantos triunfos ha conseguido, y está convencido que lo seguirá haciendo», aseguró Boix el día antes de conocerse que el diestro de Galapagar estaría dispuesto a volver a Barcelona en un 'mano a mano' con su principal rival en los ruedos, Enrique Ponce, torero con el que no ha compartido cartel desde que reapareció en el 2007.

En declaraciones a 'El Correo', el empresario Pablo Chopera afirmó que «esta votación forma parte de un proceso que, por el momento, ni es irreversible ni definitivo. Queda margen de maniobra y mucho trabajo por hacer. En primer lugar convencer al conjunto de la sociedad de que en democracia, no es posible conjugar el verbo prohibir».

El Viti, muy afectado

Santiago Martín, 'El Viti', una de las más grandes figuras de todos los tiempos, se mostraba muy afectado: «Es catastrófico que algunos políticos se dediquen a extorsionar las tradiciones históricas. Nunca había pasado horas tan duras psíquicamente. Esta cornada contra la libertad es la más dolorosa». El diestro barcelonés Serafín Marín esta dolido pero no está por la labor de arrojar la toalla: «Dentro de lo que cabe, el resultado ha sido positivo. La diferencia ha sido mínima. Los antis han ganado unos votos pero no la guerra».

Y el escritor Mario Vargas Llosa dijo que ésta es una decisión que «muy poco tiene que ver con el amor a los animales, más bien es una decisión política que pretende marcar una diferenciación con el resto de España. Quienes alegan amor a los animales deben saber que si prohíben la Fiesta, los toros de lidia no tendrán una existencia bucólica, sino que se extinguirán».