El destello de una empresa

La centenaria compañía Electra Autol recibió en la jornada de ayer el VII galardón a la Empresa Familiar

MARÍA FÉLEZAUTOL.
Los responsables de Electra Autol, ayer durante la gala de entrega de premios. ::
                             DÍAZ URIEL/
Los responsables de Electra Autol, ayer durante la gala de entrega de premios. :: DÍAZ URIEL

Cuatro generaciones y cien años han pasado desde aquel 1 de octubre de 1910 cuando Francisco García del Moral adquiría la entonces Electra Autolense por 5.000 pesetas al marqués de Reinosa y sus socios. Una empresa que ha visto pasar durante estas diez décadas repúblicas, guerras, dictaduras y democracias y que, a pesar de todo, ha seguido al pie del cañón hasta la llegada de la cuarta generación, sin lugar a dudas la que más evolución técnica le ha imprimido, la que más ha diversificado su trabajo y la que más se ha extendido a través de la geografía española. Electra Autol es una de las tres empresas que suministra energía de forma independiente a Iberdrola en La Rioja.

En pleno centenario, Electra Autol recibió ayer un aldabonazo a su trayectoria al ser distinguida como empresa familiar del 2009 por la Asociación Riojana de Empresas Familiares. El jurado, integrado por miembros de la FER, la Cámara de Comercio, la ADER, el Club de Marketing y la propia junta directiva de la AREF, han tenido en cuenta su historial, su trayectoria empresarial y sus valores familiares.

Román Palacios se sentía orgulloso por un reconocimiento como éste: «Especialmente porque está dado por empresas de las mismas características que la nuestra, con los mismos problemas y las mismas inquietudes», comentaba a primera hora de la mañana a Diario LA RIOJA.

Para la familia, que estuvo al completo en el acto que se realizó en el restaurante Delicatto y al que también acudió el presidente regional, Pedro Sanz, se trata de «un incentivo para seguir trabajando en la misma línea, es decir, cerca del cliente».

En la actualidad, la empresa catona está inmersa en la preparación de la celebración de su centenario. Además la familia Palacios ha decidido hacer un gran regalo a su municipio; la iluminación de los emblemas de Autol, el Picuezo y la Picueza. Así, gracias a un acuerdo de colaboración entre la empresa y Philips, se conseguirá que estas dos piezas de elevado valor geológico brillen en todo su esplendor y puedan ser apreciadas por todos aquellos que se acerquen a la localidad riojabajeña. Un lujo que será muy agradecido por todos los catones.

Fotos

Vídeos