Un mismo paraguas para líderes de distinto color político

Sanz sujeta el paraguas bajo el que se cobija también Tomás Santos.
                             ::
                             JUAN MARÍN/
Sanz sujeta el paraguas bajo el que se cobija también Tomás Santos. :: JUAN MARÍN

El alcalde de Logroño, Tomás Santos, se hizo querer ayer por el presidente riojano, Pedro Sanz. Desprotegido y aterido por el frío que sacudió la mañana cuando acudió a la sede autonómica a recibir un vehículo de Protección Civil para el Ayuntamiento, el mandatario regional acabó cobijándole bajo su paraguas. Para que luego digan que los políticos no tienen corazoncito.