El Ayuntamiento aprecia «lagunas» en la gestión del albergue

Los Amigos del Camino dejarán de atender al peregrino el 31 de diciembre

E. ESPINOSALOGROÑO

La gestión que la Asociación de Amigos del Camino de Santiago viene realizando este año del albergue de peregrinos de Logroño «presenta lagunas y es mejorable» por lo que el Ayuntamiento de la capital asumirá esta responsabilidad a partir del 1 de enero de 2010. En tales términos se manifestó ayer el Gobierno municipal tras conocerse que piensa retirar la responsabilidad del recinto a la asociación.

Otro de sus argumentos son los más de 200.000 peregrinos que a lo largo del 2010, Año Jacobeo, pasarán por Logroño, lo que incrementa las exigencias de gestión del albergue y -como señaló el Gobierno local- «no es justo ni lógico que sea una asociación de voluntarios la que tenga que asumir dicha gestión».

Así pues, los Amigos del Camino, que atienden estas instalaciones desde su creación (en 1976), deberán abandonar el local de Ruavieja y retirar sus enseres antes del día 31 de diciembre, como así se lo hizo saber el Ayuntamiento hace dos días, a través de un burofax. El convenio entre ambas partes no se renovará.

A partir del próximo 1 de enero, será la Fundación Logroño Turismo la que asuma la gestión del albergue. Y para ello -explicó el concejal de Promoción de la Ciudad, Ángel Varea- nombrará a una persona para que organice los horarios, limpieza y servicios auxiliares. En cuanto a la atención a los peregrinos, se abre el abanico a otras asociaciones culturales o relacionadas con el Camino de Santiago.

Próxima asamblea

La decisión de prescindir de sus servicios no ha sentado nada bien a los Amigos del Camino, como tampoco las formas empleadas. Su presidenta, Socorro Rodríguez, considera que se les «difamó» en el Pleno celebrado hace dos días, donde tenía previsto intervenir al hilo de una moción del Grupo Popular relacionada con el convenio de esta asociación y la creación de la Comisión Logroñesa para el Jacobeo.

Sin embargo, y una vez iniciada la sesión, recibieron la notificación de que el próximo año su asociación no gestionará el albergue, lo que obligó a Rodríguez a cambiar su discurso y pedir explicaciones. Las intervenciones derivaron en el enfrentamiento.

Por todo ello, Socorro Rodríguez explicó a Diario LA RIOJA que, como primera medida, convocarán a los socios a una asamblea extraordinaria para informarles de lo ocurrido en el Pleno y para decidir qué medidas adoptarán ante su nueva situación. Mientras, en el albergue, hasta el 31 de diciembre «seguiremos funcionando como todos los días», aseguró.