Un nuevo atracón

El Calahorra despacha al Alberite con cinco goles y una cómoda victoria

LUIS J. AYENSACALAHORRA
Zabala, autor del cuarto gol del Calahorra, trata de eludir la presión de un rival. /DÍAZ URIEL/
Zabala, autor del cuarto gol del Calahorra, trata de eludir la presión de un rival. /DÍAZ URIEL

El Calahorra, máximo realizador de la Tercera, se dio un nuevo atracón de goles a costa del Alberite, que se llevó del Municipal cinco dianas. El choque fue fiel reflejo de la situación que atraviesan cada uno de los equipos: el Calahorra luchando por los play off y el Alberite por la permanencia.

El equipo de Nacho Martín no acusó las bajas en su once y buscó romper el empate inicial desde el inicio, imprimiendo al partido un ritmo rápido, moviendo el esférico al primer toque de una banda a la otra y buscando entre la muralla defensiva arlequinada una fisura para penetrar hasta la meta de Monti. Un auténtico bombardeo. Sin llegar al minuto 8, Monti ya había empezado a trabajar desbaratando dos ocasiones de gol, con Luigi y Cotant como protagonistas.

En una internada de Zabala por la banda, uno de los más destacados en la tarde de ayer, nació el primer tanto. Zabala centró y Cotant enganchó para alojar el esférico al fondo de las mayas. A seis minutos para el descanso Luigi pondría tierra de por media marcando el segundo gol rojillo de un fuerte disparo lejano que Monti desviaría al interior del poste, pero después no llegó a tiempo para evitar que traspasara la línea de gol. Félix intentaría hasta el pitido del árbitro lograr el tercero sin fortuna, con tres intentonas que no encontraron más que la resistencia del meta visitante.

Tras la reanudación, el propio Félix encontraría su recompensa a tanto trabajo, pero en esta ocasión marcaría el ariete calagurritano desde el punto de penalti, tras una inocente mano de Marcos. En ese momento el Alberite intentó maquillar el marcador, saliendo de su campo e introduciendo un triple cambio de piezas en seis minutos, con la aportación de Rubén y de Vido al ataque. Pero era demasiado tarde. Un choque entre Ismael y Yécora dejaría que los delanteros visitantes disfrutaran de su oportunidad para marcar pero se encontraron con Moisés que no falló.

Los rojillos habían sentenciado el partido y todavía quedaban muchos minutos para continuar bombardeando la meta de Monti. Zabala marcó el cuarto tras una jugada personal que finalizó desde la frontal del área y Escalada en el 76 redondearía el marcador con el quinto, rematando de cabeza un centro medido de Zabala.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos