¡Que viva la radio!

Riojafórum acogió ayer la gala de entrega de los primeros premios de la Academia de la Radio en una ceremonia que homenajeó la trayectoria de Luis del Olmo

N. ALONSO| LOGROÑO
Los premiados siguen con atención el transcurso de la gala celebrada ayer en Riojafórum. /JUAN MARÍN/
Los premiados siguen con atención el transcurso de la gala celebrada ayer en Riojafórum. /JUAN MARÍN

Cuando el 30 de octubre de 1938 el polémico Orson Welles retransmitió una versión radiofónica de de H. G. Wells, nadie imaginó que el pánico que los estadounidenses vivieron en aquella mítica noche traspasaría tantas fronteras geográficas y temporales. Setenta y un años después, la emoción de la radio se trasladó ayer a Riojafórum para entregar los primeros premios de la Academia de la Radio.

La gala comenzó con el ligero retraso que merecen los grandes acontecimientos. Pero, como en la radio, el ritmo no decayó en toda la noche. Todo empezó con el emotivo homenaje a la trayectoria profesional de Luis del Olmo, quien agradeció el «amor riojano a la radio. El periodista berciano recibió el galardón de manos del presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, quien destacó la «especial apuesta» de su Gobierno por la radio y el especial cariño hacia «la humanidad de Del Olmo».

Diez premiados

Prosiguió después la gala con la entrega de premios, inaugurada con el galardón a la mejor Realización para Mayca Aguilera (RNE), quien agradeció que «se acuerden de los realizadores, una labor de la que muchas cadenas prescinden». A continuación, Mamen Asencio (RNE) salió a recoger su premio, Programas, y felicitó a los oyentes porque «sin ellos no habría radio». José Antonio Hernández y Javier Rodríguez (SER) recordaron a compañeros desaparecidos como Carlos Llamas cuando recibieron el galardón por el mejor Control y Registro de Sonido. El premiado por la mejor Retransmisión, Vicente Luzón (RNE), quiso ampliar el reconocimiento a todo su equipo de trabajo. Por su parte, la joven Eva Mateo (Punto Radio), galardonada por la categoría de Informativos, explicó que «el afán de los periodistas de informativos no es cambiar la realidad que cuentan», sino que trabajan con la esperanza de que «contando esa realidad puedan despertar a quien sí puede cambiar esa realidad». Le llegó el turno a Manolo Lama (SER), quien al recibir su premio en Narración Deportiva bromeó con su trabajo en televisión y certificó su pasión por la radio.

El premiado por Radiofórmula, Fran Blanco (Los 40 Principales) precedió a Pablo García Mancha (Punto Radio La Rioja), mejor Información Taurina, quien recibió una cerrada ovación cuando mencionó que «la radio es un sueño» e hizo partícipes del premio a su familia y a sus compañeros de la emisora riojana. Por último, José Ángel de las Fuentes (SER e Intereconomía) y Julia Murga (RNE) recogieron sus premios a la mejor Locución Publicitaria y mejor Reporterismo respectivamente.

La gala, que estuvo dirigida por Manolo González y Emma Rodero, finalizó con la entrega de varias placas de agradecimiento: al Centro Riojano en Madrid, al Consejo Regulador de la DOC Rioja, a la Asociación Independiente de Radiodifusión Entreculturas, a la BBC británica y al Gobierno riojano.

La jornada finalizó con el reiterado apoyo a la petición de que Naciones Unidas constituya el 30 de octubre como el Día de la Radio en el afán de que, para siempre, la pasión de la radio siga tan viva como se demostró ayer.