El Barça se agarra a la estrategia

Bojan, Keita e Ibrahimovic, que se ha estrenado como azulgrana, han firmado el 3-0 al Sporting, todos de cabeza y a la salida de saques de esquina

P. RÍOS COLPISA
El Barça se agarra a la estrategia

A falta de las genialidades de Messi, concentrado ya para el Argentina-Brasil, y del talento de Iniesta, que reaparecerá en la segunda jornada de Liga tras su lesión, el Barça pentacampeón sigue siendo un conjunto muy fuerte en todos los aspectos, pero es más previsible.

Sin sus futbolistas más desequilibrantes, el equipo de Pep Guardiola ha tenido que echar mano de la estrategia en las jugadas a balón parado para derrotar a un aplicado Sporting. Bojan, a la salida de un córner muy trabajado en los entrenamientos a puerta cerrada, ha logrado el 1-0 en el minuto 17. Lo ha sacado Xavi, ha cabeceado Keita hacia el segundo palo y el canterano no ha perdonado de cabeza casi a puerta vacía. Y poco antes del descanso ha sido Keita el autor del gol después de que Xavi sacar el corto el córner y templara Dani Alves al segundo palo. La sentencia, a poco del final, la ha firmado Ibrahimovic de cabeza en su estreno goleador como azulgrana. Y, cómo no, ha sido en otro saque de esquina calcado al 2-0.

Guardiola, además de las bajas de Messi, Márquez e Iniesta, ha alineado un once condicionado por el enorme desgaste físico realizado el viernes en Mónaco para ganar la Supercopa de Europa, con una intensa prórroga en un campo embarrado. Touré y Henry se han quedado en el banquillo y han dejado su plaza a dos canteranos que ya son una realidad como Sergio Busquets y Bojan. La baja de Messi la ha cubierto el héroe ante el Shakhtar Donetsk, Pedro, mientras que Maxwell, más ofensivo para los partidos de casa, ha dejado en la suplencia a Abidal. No ha debutado todavía el central ucraniano Chygrynskiy, presentado este lunes como último fichaje azulgrana.

Importantes ausencias

El Sporting también ha llegado con bajas importantes, como la de Carmelo, pero lo ha compensado con colocación y atrevimiento en los primeros minutos de partido. Diego Castro ha tenido el 0-1 en sus botas, pero ha rematado alto en una posición inmejorable. El conjunto de Manolo Preciado, sin embargo, ha tirado por la borda su buena imagen con su inocencia defensiva en las jugadas a balón parado.

En la segunda parte el Barça se ha relajado tras un buen arranque con ocasiones de Bojan y Pedro, mucho más acertados que Ibrahimovic, realmente agobiado y necesitado de un gol que, por fin ha llegado. El sueco pelea, se desmarca, pero en el momento de la verdad está torpe e impreciso. El Sporting se ha crecido y Valdés ha tenido que emplearse a fondo en un remate de Barral que ha podido ponerle algo de emoción al choque. Pero se ha repetido la historia de la primera parte.

Ha vuelto a avisar Keita con otro cabezazo en una nueva acción a balón parado, esta vez al poste. Pero ha sido el prólogo del 3-0. Ibrahimovic, en plancha y pese a su empanada, no ha perdonado tras el centro de Alves.