Cultura destina 12 millones este año a 66 actuaciones en patrimonio

Alegre asegura que la inversión en rehabilitaciones ha crecido desde 1995 hasta superar los 65 millones

V. SOTOLOGROÑO
Las excavaciones en San Millán están descubriendo su historia milenaria. JUSTO RODRÍGUEZ/
Las excavaciones en San Millán están descubriendo su historia milenaria. JUSTO RODRÍGUEZ

La Consejería de Cultura ha invertido 12 millones de euros en la recuperación de patrimonio durante el último curso presupuestario. Según las cifras del Ejecutivo, esta financiación ha posibilitado 66 intervenciones en cuarenta municipios riojanos.

La obra de mayor cuantía es la recuperación del recinto fortificado de San Vicente de la Sonsierra, con 1,44 millones. Una cifra similar ha sido invertida en el albergue de peregrinos de la Cofradía del Santo. También la adecuación del castillo de Leiva (900.000 euros), Santa María de los Arcos (703.000) o Contrebia Leukade (653.000) han recibido este curso un notable impulso económico. A lo largo de la pasada legislatura, las inversiones superaron los 20 millones de euros.

El consejero de Cultura, Luis Alegre, asegura que, desde 1995, el Ejecutivo ha invertido 65 millones para la mejora de los bienes históricos y artísticos. «El esfuerzo para salvaguardar el patrimonio se ha incrementado año a año, de la misma forma que también ha aumentado la sensibilidad de personas e instituciones», explica.

La intervención en Suso y Yuso, que ha acaparado 16 millones en obras ejecutadas y comprometidas, es el buque insignia del Ejecutivo.

Pese a la aparición de la lista roja del patrimonio elaborada por Hispania Nostra, en la que se señalaba el deterioro de siete edificaciones riojanas, Alegre indica que «a la Consejería no se le ha caído ningún edificio». «Hemos recuperado monumentos muy importantes que se encontraban en mal estado, como Suso, sujeto por tiras metálicas, o Santa María La Real, con cubiertas de Uralita», recuerda.

Respecto a posibles obras en los edificios denunciados (Monte Laturce, 'Palacio' de Inestrillas, monasterio de Yerga, iglesias de Santa María y Torremuña o la ermita de San Martín de Leza) el consejero afirma que «poco se puede hacer». Alegre reconoce que sólo cabría pensar en consolidar la ruina del Monasterio de San Prudencio para que «siga siendo un referente histórico» pero, de momento, no está prevista ninguna obra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos