«Me encantaría ganar 20 millones por película»

Hace doblete con 'G.I. Joe' y 'Enemigos públicos': «Me dan los papeles de acción que no quieren mis colegas»

ANGÉLICA MARTÍNEZCOLPISA. LOS ÁNGELES
Tatum luce músculo en 'G.I. Joe'./
Tatum luce músculo en 'G.I. Joe'.

Es joven, guapo y está de moda. Channing Tatum descubrió la interpretación tras su paso por la moda, mundo al que entró porque ganaba más dinero que trabajando como albañil en su Alabama natal. Dueño de un físico espectacular conseguido con el rugby y las artes marciales, el actor de hace doblete en las carteleras: hoy estrena y la próxima semana . El Steve McQueen del siglo XXI, como le han llamado, tiene 29 años y acaba de casarse con la actriz Jenna Dewan.

-De niño, ¿jugaba con los muñecos G.I. Joe?

-Por supuesto. Los tenía todos, aunque mi favorito era Snake Eyes. Todos los sábados me vestía de indio y me quedaba horas viendo la televisión.

-¿Sufrió algún accidente durante el rodaje?

-No, pero hubo momentos complicados. El rodaje fue intenso porque es una película de acción muy física, había que estar en forma. Como me gustan este tipo de historias, lo pasé muy bien.

-Sopesó aceptar el papel porque no quería involucrarse en un filme sobre la guerra.

-Dudé antes de firmar el contrato. Había terminado , otra cinta sobre conflictos bélicos. Pero entendí que es ficción, son ninjas volando con pistolas láser y no soldados reales en Irak.

-Los trajes que llevan son incomodísimos.

-Y horribles. Si te quedabas quieto dentro durante treinta segundos tus brazos empezaban a entumecerse. Fue una tortura, pero en pantalla se ven increíbles. Tardábamos casi una hora en meternos en ellos y los llevábamos todo el día.

-'G.I. Joe' es un producto muy americano. No son juguetes muy conocidos fuera de Estados Unidos.

-Es cierto, pero la película es muy divertida, espectacular, no necesitas conocer los muñecos.

-Luce un cuerpo musculado.

-Hice mucho boxeo para poner mi cuerpo a punto y que éste fuera como un arma militar. También está la genética. Y que fui modelo, una gran experiencia porque recorrí el mundo. Estoy muy orgulloso de todo lo que he hecho hasta ahora.

-Además, es un fanático de los deportes.

-En Florida, donde crecí, hice baloncesto, rugby, artes marciales... Todos los deportes me atraían y eso me mantuvo lejos de los problemas que tienen los adolescentes. Una lesión me apartó del fútbol americano, y como tampoco era buen estudiante trabajé de albañil, granjero y limpiador de una clínica veterinaria. Una noche, en un club de Miami, alguien me ofreció ser modelo. Y hasta ahora.

En la lista A

-Empieza a ser famoso. ¿Qué lección ha aprendido?

-A controlar lo que digo. Lo más importante en esta profesión es no preocuparse de la fama, trabajar con pasión cada personaje y tratar de doblar la esquina con cierta dignidad. Me preocupa que al público no le gusten mis interpretaciones, leo lo que se escribe de mí y las críticas me afectan, tanto las buenas como las malas. Voy a seguir los consejos de mi publicista y a no leer nada de lo que dicen de mí.

-'G.I.Joe' le puede llevar a la lista A de Hollywood.

-Me gustan los papeles con mucha acción, físicos. Como muchos colegas no quieren hacerlos me los dan a mí. Con el tiempo, seguro que me ofrecerán dramas, suspense, terror... Lo que más me importa es que el director sea muy bueno. Uno puede demostrar que vale en cualquier género. Y eso de la lista A, ¿quién sabe lo que significa?

-Pues que el caché pasa de un millón de dólares a veinte.

- Entonces me encantaría formar parte de esa lista. No puedo ni imaginarme tanto dinero junto.