Líquido de oro

El Concurso Óleo-Cata, el Salón del Aceite y la Ruta del Olivo, tres iniciativas para poner en valor el producto riojano

E. PASCUAL| ARNEDO

Los olivos crecen a orillas del Cidacos desde hace dos milenios. Sus gentes lo han saboreado durante siglos. Y ahora buscan convertirlo en un referente de su personalidad, tanto a nivel empresarial como turístico. Con ese objetivo, Arnedo celebrará este viernes y sábado el I Salón del Aceite de Oliva de La Rioja y acogerá la semifinal de la zona norte del Concurso Óleo-Cata, que busca al mejor catador del país.

«Iniciamos algo que, con su origen en nuestras raíces, puede tener mucho futuro», presenta el alcalde, Juan Antonio Abad. El crecimiento del aceite riojano, impulsado por la Denominación de Origen, se ha traducido en el cultivo de 5.500 hectáreas -frente a las 2.300 que se cuidaban en 1999- y la existencia de once almazaras para elaborarlo y comercializarlo desde cuarenta marcas.

Ante esta realidad, es el momento de poner en valorar el aceite riojano y darlo a conocer. Con ese objetivo, la empresa riojana Zeytum y la jienense Óleo-Cata han organizado este Concurso al Mejor Catador, con 4.000 euros para el triunfador. La semifinal de la zona norte tendrá lugar en la mañana del viernes en el hotel Victoria con diversos premios.

Capitalidad del aceite

En paralelo al concurso, el Ayuntamiento ha diseñado la Ruta del Olivo entre los trujales y almazaras de Arnedo, Préjano, Santa Eulalia y Quel, con el afán de convertirla en permanente y que sea un atractivo turístico más de la comarca.

Como otros ingredientes, el I Salón del Aceite presentará los productos de once expositores en el hotel Virrey y el Centro Cultural Caja Rioja ofrecerá catas. «Hay que reivindicar Arnedo como cuna y capitalidad del aceite de Rioja», expuso el gerente de Fundación Caja Rioja, Arturo Colina.

Fotos

Vídeos