Garzón manda a la cárcel al capo de la Camorra detenido en Marbella

MATEO BALÍN| COLPISA. MADRID

El mafioso italiano Raffaele Amato, alías 'El Español', detenido el pasado sábado en Marbella en una operación conjunta de las policías de Nápoles y Málaga, ya se encuentra en prisión por orden del juez Baltasar Garzón. El magistrado de la Audiencia Nacional decretó esta medida provisional a la espera de su extradición, según una misiva del Tribunal de Nápoles que en 2006 emitió una orden de busca y captura contra él por un delito de homicidio.

Garzón tomó declaración al detenido y le imputó la comisión de delitos de asesinato, extorsión y tráfico de drogas, según fuentes judiciales. Junto a él, también fue arrestado y enviado a prisión un secuaz llamado Carmine Minucci.

Amato, de 44 años, está considerado por la Policía italiana como uno de los dirigentes más destacados y sanguinarios de la Camorra en la actualidad y se cree que desde su guarida en la Costa del Sol seguía manejando los hilos del clan mafioso napolitano.

Antes de su huida definitiva a España, en 2006, el capo se había visto obligado a emprender rumbo a su casa de Marbella en la navidades de 2004, cuando las autoridades italianas detuvieron a 67 personas relacionadas con la Camorra. Estas detenciones estaban directamente vinculadas con la rebelión de Amato contra su antiguo jefe, Ciro di Lauro, a quien había arrebatado el control del tráfico de droga en el barrio de Scampia, el 'hogar' de la mafia napolitana.