El aeropuerto, a la espera del impacto ambiental para su plan de mejoras

AENA promete acelerar las obras, una vez contratados los equipamientos

P. HIDALGO| AGONCILLO

En manos del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino está que en el aeropuerto de Agoncillo pueda acometerse, con mayor o menor celeridad, el anhelado 'plan de mejora' que posibilitará que el aeródromo riojano gane en competitividad.

Este ente deberá aprobar la Declaración de Impacto Ambiental (DIA), el documento que fijará los parámetros para iniciar la obra y, sin el cual, el acondicionamiento del aeropuerto continuará en suspenso. Para agilizar las intervenciones una vez que esta ratificación se produzca, AENA abrió el pasado lunes las proposiciones económicas para el suministro de las antenas del ILS, cuyo presupuesto base asciende a más de 1,46 millones de euros. Estos sistemas permiten la comunicación del ILS -un mecanismo de transmisión que permite mantener operativo el aeródromo en condiciones meteorológicas adversas e, incluso, con visibilidad reducida- con los aviones y la torre de control.

De este modo, desde la entidad pública adscrita al Ministerio de Fomento explican que pretenden «contar con los distintos equipamientos para que una vez que se apruebe la declaración, se aceleren las obras».

Ampliación de pistas

El 'plan de mejora' se asienta sobre diferentes pilares. La instalación de un ILS llevará aparejada la construcción de 200 metros más de longitud de pista y de franja de pista y la ampliación en 540 metros del sistema de iluminación de aproximación al aeropuerto.

Asimismo, se situará un nuevo balizamiento, se reubicarán los indicadores de precisión de la pendiente de aproximación y la dirección del viento y se adecuarán los sistemas de mando y presentación.

Estas actuaciones ascienden a 8,6 millones de euros, y a la licitación para su ejecución concurrieron en marzo del 2008 una veintena de empresas.