Un campeón en la oscuridad

El riojano Javier Uriarte se proclama campeón cadete-juvenil de España de judo para invidentes

CARLOS FERRER| LOGROÑO

Es invidente y necesita del bastón para caminar por la calle, porque a los diez años perdió la vista por una encefalomielitis implacable. Pero Javier Uriarte se convierte en una fiera, en un auténtico campeón, cuando se coloca el 'judogui' y se planta en el 'tatami' para practicar su deporte preferido: el judo.

Javier se ha proclamado campeón de España, un campeón en la oscuridad, pero que tiene muy claro lo que quiere hacer en todos los aspectos de la vida a sus dieciséis años. Estudia en el IES Tomás Mingot: «Llevo un ordenador adaptado con lector de pantalla con voz y estudio como los demás alumnos. Este año voy un poco peor, porque estoy dedicando más tiempo al judo».

En el deporte comenzó un año después de perder la vista: «Estaba nervioso y fue una forma de descargar adrenalina, de relajarme, y pienso que me ha ido muy bien en todas las facetas». La relación con sus compañeros de 'tatami' es muy buena: «Me llevo bien con todos. Me adapto enseguida a lo que necesito hacer y lo único que preciso es algo más de dedicación. No me gusta quedarme estancado».

Su madre, Clara, y su hermano mayor, Alfredo, le acompañan casi siempre a los entrenamientos. Su madre decía: «Es un chico muy alegre, que gasta bromas y se ríe con sus compañeros. No le retiene su problema con la vista».

Javier anima a cualquier joven con problemas a que practique el deporte: «Es bueno, mejora tu salud tanto física como psicológicamente. No sirve de nada estar aburrido en casa. Yo me siento muy bien cuando estoy practicando judo y lo recomiendo».

Objetivo: Londres 2012

Trabaja fuerte en el gimnasio, ha estado en una concentración con la selección española, porque va al europeo de Budapest del uno al cinco de julio: «Estoy preparando muy fuerte esta competición. Estoy trabajando mucho y bien y espero poder tener una buena actuación en el campeonato. He de conseguir que si alguien queda por delante de mí haya sido porque es mejor, porque me lo ha ganado».

Para el futuro tiene grabada una fecha en la cabeza, los Juegos de Londres de 2012: «Me gustaría poder acudir y me voy a preparar para hacerlo».

Seguro que lo conseguirá, porque su tenacidad le llevara a los Juegos. Y con anécdota, porque tiene quien le aconseje, el actual director territorial de la ONCE, Andrés Martínez, campeón de Europa hace unos años: «Me regaló tres 'judoguis' y espero crecer para adaptarme a alguno de ellos, que tienen solera. También me da buenos consejos».