La Cofradía del Sepulcro llega a sus bodas de oro con 250 cofrades

A. A.| LOGROÑO
Cofrades del Santo Sepulcro se reunieron ayer junto a la imagen del Santo Cristo./J. MARÍN/
Cofrades del Santo Sepulcro se reunieron ayer junto a la imagen del Santo Cristo./J. MARÍN

Desde que fuera donado en el siglo XVII, los logroñeses no han dejado de venerar el Santo Sepulcro, una devoción alimentada en gran medida por la dedicación de su cofradía a lo largo de sus 50 años de existencia. Esta Semana Santa celebra sus bodas de oro y lo hace con evidentes signos de vitalidad («somos 250 personas, de una media de treinta y tantos años») y convencidos de su espíritu religioso y social. «Nuestra obligación es ayudar al resto de la gente. Una de nuestras funciones es conceder ayudas para diversas causas. Este año estamos pensando en Cáritas», adelantó ayer el responsable Francisco Javier Benés Orúe. Desde 1959 la cofradía, que cuenta con 250 personas, se encarga de su mantenimiento y exposición.

La limpieza de este Cristo yacente marca el inicio de la parte central de la Semana Santa y es uno de los ritos más seguidos, como se podrá comprobar hoy, Miércoles Santo, a las 12 del mediodía en La Redonda.