La plantilla de Ferrallas Haro secunda el paro y corta el acceso a la planta

Los trabajadores queman neumáticos y exigen datos. El Tribunal Laboral recibió ayer 32 denuncias de empleados

C. VALDERRAMA| HARO
Los trabajadores de Ferrallas Haro cortaron el acceso a la planta para protestar por su situación laboral. / JUSTO RODRÍGUEZ/
Los trabajadores de Ferrallas Haro cortaron el acceso a la planta para protestar por su situación laboral. / JUSTO RODRÍGUEZ

La plantilla de Ferrallas Haro mantuvo la convocatoria de paros parciales en los turnos de mañana y tarde para protestar por la situación que atraviesa la empresa. A las 12.00 horas, los trabajadores detuvieron las máquinas y cerraron la planta para bajar hasta la rotonda de acceso a la fábrica en Casalarreina. Allí comenzaron las movilizaciones con la quema de neumáticos, enseguida disuelta por los efectivos de la Guardia Civil, y los gritos de protesta.

Medio centenar de trabajadores se manifestó en la carretera y la huelga fue secundada por el 100% de los empleados, según informaron los responsables sindicales de MCA-UGT y el Fecoma CC.OO. Durante dos horas, los trabajadores gritaron lemas contra la desinformación que sufren por parte de la dirección de la empresa. «No ha habido avances y continúan con un absoluto ocultismo sobre la situación real», apuntó Sebastián Sánchez Cepa, de CC.OO.

Los representantes sindicales también anunciaron ayer que el Tribunal Laboral ha recibido 32 demandas por parte de trabajadores. «Allí no ha aparecido ningún responsable de la empresa ni abogados y eso es una dejación y plante para los trabajadores».

En las denuncias solicitan el pago de los incentivos y los salarios que se les adeudan. A día de hoy, la plantilla no ha percibido los incentivos de octubre y noviembre ni la paga de Navidad y a falta de una semana para que finalice el mes, creen que tampoco cobrarán diciembre. De momento, 32 trabajadores han demandado a la empresa, pero la intención es que «todos los trabajadores vayan al Tribunal Laboral».

Durante la concentración, los trabajadores manifestaron su protesta en la rotonda de Casalarreina y con la llega de los trabajadores del segundo turno, sobre las 14.00 horas, ampliaron la manifestación hasta el centro de Casalarreina.

Los responsables sindicales solicitaron permiso a la Guardia Civil y cortaron un carril de acceso al pueblo. «Los trabajadores quieren también que los vecinos de Casalarreina conozcan la situación», informó Juan Carlos Alfaro, de UGT.

La movilización finalizó hacia las 15.00 horas y la fábrica volvió a abrir las puertas a las 16.00 horas. Hasta el 7 de enero estará cerrada por vacaciones y, después. continuarán las movilizaciones.