Bruselas expedienta a España por los vertidos de aguas residuales en 400 pueblos

La Comisión Europea amenaza con emprender acciones legales por falta de depuradoras adecuadas

EUROPA PRESS |BRUSELAS
La Comisión expedienta a España por falta de depuradoras. /Europa Press/
La Comisión expedienta a España por falta de depuradoras. /Europa Press

La Comisión Europea ha abierto un expediente contra España al constatar que más de 400 localidades del país no disponen todavía de un sistema de tratamiento de aguas residuales conforme a la normativa medioambiental comunitaria. El expediente adopta la forma de un dictamen motivado, segunda fase de un procedimiento de infracción. Si en un plazo de dos meses las autoridades españolas no han corregido la situación, el caso podría acabar ante el Tribunal de Justicia de Luxemburgo.

Stavros Dimas, el comisario de Medio Ambiente, se ha declarado "muy preocupado" por que "en un Estado miembro donde el agua es un recurso escaso y precioso, un gran número de localidades vierten a los ríos y al mar, incluso en zonas sensibles, aguas residuales que no han sido tratadas correctamente". Por eso ha pedido a España que adopte las "medidas inmediatas para remediar esta situación". La Comisión ha lanzado dos ultimátum a las autoridades españolas en dos casos concretos y similares de vulneración de la directiva de 1991 sobre tratamiento de las aguas residuales urbanas.

Años de incumplimientos

En el primero, el Ejecutivo comunitario estima que 343 localidades españolas vierten aguas residuales urbanas que no han sido tratadas adecuadamente en zonas ya clasificadas como sensibles o susceptibles de serlo. Esto supone pasar por alto la directiva, que exige que las localidades de más de 10.00 habitantes que viertan aguas residuales en zonas ecológicamente sensibles se doten de un sistema de depuración que responda a las normas de calidad más estrictas como muy tarde en 1998.

Un estudio de Bruselas confirma igualmente que seis zonas potencialmente sensibles todavía no han sido designadas y que una zona de Cantabria clasificada como menos sensible no satisface a las exigencias de la directiva.

El segundo expediente se refiere al incumplimiento de la directiva en las ciudades. Según esta norma, las zonas urbanas de más de 15.000 habitantes debían disponer de un sistema de tratamiento de agua adecuado como muy tarde a finales de 2000. Bruselas considera que 59 de estas ciudades no han respetado esta disposición. Si España no resuelve estos problemas de manera satisfactoria en un plazo de dos meses, la Comisión llevará el caso ante el Tribunal de Justicia de la UE.