Anticorrupción indaga el origen de dos millones en efectivo ingresados a Fabra

El fiscal investiga si el dirigente del PP cobró por agilizar ante ministerios la tramitación de productos fitosanitarios

D. DUARDIOLA| CASTELLÓN

Los registros policiales efectuados hace un mes por los contables de la Agencia Tributaria a petición de la Fiscalía Anticorrupción en diversas entidades financieras tras el rastro del dinero del presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, han empezado a dar sus frutos. Los investigadores, que tratan de determinar si el mandatario provincial de Castellón cometió un supuesto delito de fraude fiscal por el que está imputado, han empezado ya a analizar de donde proceden los numerosos ingresos en efectivo que el presidente del PP castellonense recibió entre 1999 y el 2004.

En concreto, los peritos de Hacienda rastrean los extractos de operaciones bancarias con el objeto de explicar y saber el origen de casi dos millones de euros en efectivo -1.957.000 euros- en los depósitos de Fabra -y de su más directo entorno, su esposa, sus hijos, su asesoría Carmacas o la empresa fitosanitaria de la que fue copropietaria su esposa, Artemis 2000-.

Entre las operaciones de mayor importe figuran algunos pagos en efectivo por valor de 65.662 euros en febrero del 2001; de 41.500 en abril del 2002 y de 29.500 en julio del 2002, entre otros. En algunas ocasiones se ingresan varios miles de euros en varios lotes el mismo día, como a principios de agosto del 2004: en una misma jornada se inyectaron en dos bancos distintos 10.000, 9.000 y 7.800 euros consecutivamente, para el día siguiente ingresar 9.000 y 11.000 en otras dos entidades. El objetivo final de los peritos judiciales designados a estos trabajos es elaborar un informe que determine el supuesto enriquecimiento del presidente del PP provincial y si ocultó dinero a Hacienda entre 1999 y el 2004.

Las pesquisas se enmarcan dentro del conjunto del caso Fabra, puesto que además del presunto delito de fraude fiscal que se le imputa por su declaración del IRPF del ejercicio de 1999, al líder del PP se le imputan otros supuestos delitos contra la Administración Pública y la presunta participación en una trama de falsificación de documentos. En definitiva, el objetivo de la instrucción es aclarar si Fabra cobró por mediar ante los ministerios para que se agilizase la tramitación de productos fitosanitarios.

Fase de instrucción

Las causas del proceso se instruyen en los juzgados de instrucción número 1 y 2 de Nules y todas ellas están en fase de instrucción, es decir, la previa, si así se determinase, al inicio de un juicio o una vista oral. El origen de la investigación deriva de las querellas presentadas por el empresario del sector fitosanitario Vicente Vilar contra el presidente de la Diputación.

La nueva documentación que obra ahora en manos de los peritos de Hacienda que están elaborando el informe, Conrado Caviro y Javier Rubio, cuyas oficinas están en el mismo edificio que la Fiscalía Anticorrupción en Madrid, constata que en el periodo investigado, 1999-2004, en las cuentas que el juzgado vincula con el presidente de la Diputación se realizaron 250 ingresos en efectivo que suman casi dos millones de euros cuyo origen se pretende determinar. Según fuentes de Anticorrupción, con este objeto, los expertos de Hacienda se han personado en 20 oficinas de entidades bancarias.