La maduración avanza con «excelente» estado sanitario, pero sigue la irregularidad

El retraso persiste entre 7 y 10 días respecto a los últimos años Los viñedos con menos carga son los que mejor evolucionan

LA RIOJA| LOGROÑO
Vendimia de uva blanca en Aldeanueva de Ebro./ DÍAZ URIEL/
Vendimia de uva blanca en Aldeanueva de Ebro./ DÍAZ URIEL

El cuarto control de maduración de la cosecha 2008 realizado esta semana por el Consejo Regulador confirma «la excelente situación que presenta el viñedo tanto desde el punto de vista vegetativo como sanitario». El informe técnico destaca en esta última semana como aspecto más significativo «el importante avance de la maduración en los viñedos con menos producción».

El Consejo advierte de que «la evolución de la maduración, aunque sigue siendo favorable en el conjunto de la denominación, se está desarrollando de forma desigual de unos viñedos a otros, lo cual exige que la vendimia se vaya realizando de forma selectiva a fin de optimizar al máximo las calidades obtenidas».

Los últimos análisis confirman «un retraso de la maduración de siete a diez días respecto a las tres últimas campañas». En cualquier caso, un buen número de parcelas de la variedad garnacha de La Rioja Baja presentan condiciones idóneas para la vendimia, al igual que en el caso de algunas parcelas de tempranillo, que ya han alcanzado la madurez alcohólica y fenólica.

En el conjunto de los viñedos, la uva está experimentando una correcta maduración, manteniendo un buen equilibrio entre los diferentes parámetros analíticos, todo lo cual permite valorar «muy positivamente las expectativas de calidad de la cosecha, siempre en función de la climatología que acompañe la última fase de maduración del fruto», indica el Consejo. «La climatología -añade- hasta la fecha está propiciando una excelente evolución tanto de la maduración alcohólica como fenólica de la uva».

Buen tiempo

El tiempo parece que seguirá acompañando en los próximos días en La Rioja. Para hoy, se anuncian cielos despejados, con máximas de 20 grados y mínimas de 8 en la zona del valle, mientras que el sábado podrían aparecer algunas nubes, aunque sin que estén anunciadas precipitaciones. Para el domingo, la previsión es similar a la del sábado, mientras que para el lunes se esperan también cielos despejados, con temperaturas diurnas un poco más altas. Las previsiones a corto plazo son buenas para la vendimia y para favorecer la maduración de la uva en una vendimia, que como en los últimos años, se prevé sea larga en tiempo. En cuanto a la cantidad de uva, la mayoría de enólogos coinciden en que la cosecha será más corta que del año pasado, cuando se recogieron 412,7 millones de kilos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos