Buena primera prueba

El Caja Rioja vence al Palencia en su presentación con una muy buena defensa

PABLO ÁLVAREZ| LOGROÑO
Caja Rioja en posesión del balón. /JUAN MARÍN/
Caja Rioja en posesión del balón. /JUAN MARÍN

Los dos primeros cuartos salieron como gotitas de agua. El Caja Rioja empezó mejor en ambos: frescura en ataque y una muy buena defensa, lo más destacable a estas altura de la temporada. Luego, según pasaban los minutos, las tornas cambiaban, Palencia ajustaba su zaga y al Caja se le hacía de noche en cada ataque, mientras sufría corriendo tras el balón en defensa.

Riley-SMith

Así fue el primer cuarto, con un arranque fulgurante de Deforrest Riley-Smith. El alero del Caja gustó anoche, por efectividad, entrega y capacidad de sacrificio en las transiciones. Un jugador estimable. Sin embargo, cuando el americano firmó su tercera personal, el Caja perdió anotación. Eso fue a falta de más de 5 minutos del primer parcial, con 10-3 en el marcador. El Caja no volvería a anotar en jugada, y el cuarto acabaría en 14-15.

El segundo fue más de lo mismo. Herrero y Mediano pusieron el 22-15 en dos minutos, pero después las cosas se igualaron de nuevo. Palencia movía muy bien el balón, buscando y encontrando a sus tiradores, que por el momento no tenían el día (4 de 14 en la primera mitad). Y además Stevie Johnson, bastante ausente, tampoco lo tenía. Gracias a eso, el Clavijo pudo irse al descanso tres por arriba (29-26). Pero por lo visto en la tarima, hasta ese momento, los dos equipos prometían intensidad, defensa y buenos movimientos en ataque.

El tercer cuarto fue como un borrón en el partido: mucha defensa, poco acierto en ataque y un par de acciones que emborronaron el juego. Primero, una antideportiva pitada a Albano, bastante dudosa. Un instante después una técnica a Riveiro por quejarse. Mientras, los ataques sucumbían ante las defensas, y poca canasta en juego se veía más allá de robos y contraataques. Al termino de los diez minutos todo seguía igual: el Caja tres arriba. El último cuarto fue para el Caja merced a una gran intensidad defensiva, y a que los dos americanos, Riley-Smith y François, dieron un paso adelante en ataque. Ambos se bastaron casi solos para traspasar la muy activa defensa palentina. François, en particular, superó con claridad a Johnson, sobre todo en defensa.

Una buena primera prueba, en fin, de un Clavijo que parece llegar prometiendo. Queda poco, y las posibilidades son muchas.