«Existen cientos de dibujos y cuadros del parque»

D.M.A.| LOGROÑO
Demetrio Navaridas. / J. M./
Demetrio Navaridas. / J. M.

Demetrio Navaridas es inquilino de la calle Calvo Sotelo, en la misma casa donde se encuentra su Taller-Estudio. Cuando abre las ventanas interiores de su vivienda él ve un bosque.

- ¿Qué flora existe en el huerto interior de su vivienda?

- Hay cedros, ciruelos, manzanos, alibustres, higueras enormes que llegan al tercer piso y otros árboles frutales. También hay un laurel centenario al que Bergasa me contó que el cocinero del Cachetero acude todos los años para aprovisionarse.

- También albergará una fauna autóctona, ¿no?

- Sí, hay mirlos, urracas y abubillas que acuden a por las semillas del alibustre y los higos, que no se recogen y quedan para los animales. Hay una fauna muy notable, por la mañana la actividad es increíble. Antes los gatos marcaban más el destino del parque pero ahora que no están se nota que hay más aves.

- Todo lo anterior debe de ser un magnífico modelo para sus alumnos de pintura y dibujo.

- Sí, y sin yo proponerlo. Existen cientos de dibujos y cuadros del parque. Recuerdo, concretamente, un cuadro precioso y muy romántico de José Antonio Troya. También lo han dibujado Tito Inchaurralde, Carmelo Argáiz...

- ¿Se siente afortunado por las vistas de su casa?

- Lo que es una maravilla es poder tomar un café por la mañana escuchando a los mirlos. Te renueva el espíritu, al menos más que hacerlo a palo seco o, peor, oyendo motos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos