Bruselas propone suspender el acuerdo pesquero de la UE con Mauritania

El tratado, con el voto español en contra, fija que los Veintisiete paguen al país africano 305 millones de euros en cuatro años para que 110 navíos de la Unión pesquen en ese caladero

EFE |BRUSELAS

La Comisión Europea (CE) ha anunciado que propondrá a los Veintisiete la suspensión del acuerdo pesquero entre la UE y Mauritania, del que se benefician mayoritariamente barcos españoles, al considerar que los militares que han tomado el poder en el país no respetan el Estado de Derecho.

El comisario europeo de Desarrollo, Louis Michel, va a pedir al Consejo de la UE "suspender la ejecución" del acuerdo de pesca "a la espera de una solución aceptable a esta crisis", ha informado el portavoz comunitario Martin Selmayr.

En virtud de este acuerdo, que se alcanzó en julio con el voto en contra de España a causa de las restricciones para la flota cefalopodera (pulpo o calamar), la UE pagará a Mauritania 305 millones de euros en cuatro años -76,25 millones anuales- para que 110 navíos de la Unión pesquen en ese caladero.

Cooperación congelada a causa de la consulta

Michel, que ha lamentado el nombramiento de un nuevo primer ministro por la junta militar que controla Mauritania, ha solicitado iniciar un proceso de consultas para evaluar la situación al amparo del Artículo 96 del Acuerdo de Cotonú, que regula las relaciones de la UE con los países de África, Caribe y el Pacífico.

Selmayr ha afirmado que durante las consultas "se congelarán los programas de cooperación" -excluida la ayuda humanitaria o las actividades que supongan beneficios directos para la población-, y ha señalado que si no se llega a "una solución apropiada" la colaboración se podría suspender de forma parcial o total.

En ese sentido, ha recordado que el Artículo 96 del acuerdo de Cotonú contempla esta posibilidad si alguna de las partes vulnera su obligación de "respetar los derechos humanos, los principios democráticos o el Estado de Derecho".

La Comisión ha reiterado una vez más la necesidad de liberar rápidamente al presidente "elegido democráticamente" en Mauritania, Uld Cheij Abdalahi, depuesto por un golpe militar el pasado 6 de agosto.

Fotos

Vídeos