Los sorteos de VPO beneficiarán claramente a los riojanos en detrimento de los foráneos

El nuevo baremo suprime el límite de 4 puntos por arraigo y da un punto por año de residencia en el municipio o medio por año de empadronamiento en La Rioja

A. GIL| LOGROÑO
Los sorteos de VPO beneficiarán claramente a los riojanos en detrimento de los foráneos

El consejero de Obras Públicas y Viviendas, Antonino Burgos, presentó ayer el nuevo sistema de puntuación que sustituye el límite máximo de cuatro puntos por arraigo que había hasta ahora (un punto por cada dos años de empadronamiento, con un límite de 4) por un nuevo baremo que prima, sin límite, con un punto cada año de empadronamiento en el municipio y con medio el hecho de ser riojano: Es decir, un logroñés de treinta años tendría 30 puntos de salida para un sorteo en Logroño y un riojano de fuera de la capital, 15. La medida beneficia claramente a los riojanos en detrimento de los foráneos, no sólo inmigrantes, sino también otros españoles de fuera de La Rioja.

Otras novedades importantes son la inclusión de la emancipación laboral (1 punto por cada 100 días cotizados, también sin tope) como susceptible de puntuación o la valoración del tiempo de alquiler. En este sentido, hasta ahora se primaba al arrendatario en función de los ingresos destinados al mismo, cosa que se mantiene, pero se suma además 1 punto (sin límite) por cada seis meses de alquiler, con lo que se beneficia la experiencia laboral y el tiempo que haya vivido en alquiler.

También, como novedad, se tienen en cuenta 'otras circunstancias' con tres puntos adicionales para víctimas del terrorismo o de violencia de género, riesgo de exclusión, expropiados o solicitantes con dependientes a cargo.

La tabla de ingresos varía igualmente, con más puntos para los que menos tienen, pero abriendo también las puntuaciones a salarios superiores a 3,5 veces el Indicador Público de la Renta de Efectos Múltiples (IPREM) en consonancia con los nuevos planes de vivienda.

Respecto a las circunstancias familiares, se aumentan los puntos por hijos, independientemente de que estén o no a cargo del solicitante (para atender fundamentalmente a los cada vez más separaciones o divorcios). «La revisión de los baremos -explica el consejero de Vivienda- era una petición de los municipios y era también necesaria para adaptarla a los nuevos contenidos del Plan de Vivienda, así como a la nueva realidad social».