El jefe de la asesoría laboral de la FER demanda a la federación por 'mobbing'

Doménech niega el «acoso y degradación de funciones» que alega el denunciante

E. SÁENZ
Jiménez y, al fondo, Doménech en la vista celebrada ayer. / E. D. R./
Jiménez y, al fondo, Doménech en la vista celebrada ayer. / E. D. R.

El Juzgado de lo Social celebró ayer la vista por una demanda interpuesta por el responsable de de la asesoría laboral de la Federación de Empresarios de La Rioja, Jesús Jiménez, contra la propia FER por extinción del contrato de trabajo y tutela de derechos fundamentales. Según expuso el denunciante, que se encuentra de baja médica por «depresión severa», desde mediados del año 2006 viene sufriendo un «acoso continuo» materializado en, por ejemplo, degradación paulatina de funciones, limitación salarial o exclusión en la toma de decisiones.

Entre otros aspectos, Jiménez apuntó el veto de la directiva de la FER «por razones ideológicas» a la participación del Obispo de la Diócesis, en su condición de presidente de la Comisión Episcopal encargada de la relación con los agentes sociales, en las jornadas que organiza anualmente sobre prevención de riesgos laborales. A ello se suma, según su testimonio, la exclusión en la negociación de convenios colectivos que venía gestionando para diversas federaciones, la pérdida de funciones en materia de Riesgos Laborales y coordinación de los asesores externos y, especialmente, la mínima subida salarial comunicada por la directiva de la FER.

El presidente de la Federación, Julián Doménech, rebatió todo ello. El jefe de la patronal, que tachó a Jiménez como «un buen profesional, aunque un llorón continuo», defendió que no se han modificado sustancialmente las competencias del responsable laboral a pesar de la implantación de la norma EFQM y que sus cargos de representación de la FER en diferentes organismos «no sólo no se han reducido, sino que se han ampliado». Justificó el rechazo a la participación del Obispo en las jornadas citadas a que «se buscaban ponentes con un perfil técnico», y zanjó las cuestión retributiva apuntando, como testificó el responsable de Administración, que la de Jiménez es una de las nóminas más altas. En este punto, se refirió a una reunión entre el denunciante y el secretario general de la FER, Emilio Abel de la Cruz, en la que presuntamente profirió a éste «graves amenazas» que reiteró luego en un encuentro con el propio Doménech.