«Hay cosas de la educación que hay que dejar para los padres»

La presidenta de la CONCAPA cree la asignatura «va a hablar muy poco de la Constitución y Derechos Humanos; lo que pretende es educar en moral»

J. A. G.
Carmen Castells (en el centro), junto a otros dirigentes de la CONCAPA. / J. HERREROS/
Carmen Castells (en el centro), junto a otros dirigentes de la CONCAPA. / J. HERREROS

Carmen Castells, la presidenta de la asociación católica de padres CONCAPA, considera que Educación para la Ciudadanía pretende influir en el área privada de la moral de los alumnos y se muestra dispuesta a llegar hasta los Tribunales para defender el derecho a la objeción.

- ¿Ha leído usted los libros de texto de Educación para la Ciudadanía?

- Sí, varios. El que más he leído es de la editorial DSM y también los de Octoedro y Santillana.

- ¿Y qué es lo que no le gusta de ellos?

- Que se ve claramente que es una asignatura orientada hacia el adoctrinamiento. Es una materia que pretende de principio a fin la formación de la conciencia moral de los alumnos con los criterios de evaluación fijados por la Administración.

- Me refiero a cosas más concretas.

- Hay cosas de la educación que se tratan y que deberían dejarse para los padres. Sobre Constitución y Derechos Humanos se habla muy por encima; por el contrario, los textos pretenden educar en moral obviando las tradiciones religiosas. Impone, por ejemplo, la ideología de género, diciendo que cada uno puede elegir su propia identidad y orientación sexual con independencia de su sexo biólogico... Quiero dejar claro que no estamos en contra de los homosexuales, pero otra cosa es que se intente hablar de este tema a niños de diez años.

- ¿Cree que el problema es hablar de este tema?

- No. El problema es que no se va a evaluar a los alumnos por sus conocimientos sino por sus comportamientos.

- No sé si le entiendo.

- Si yo en casa le estoy dando a mi hijo unas ideas y unas pautas de comportamiento, y luego en el colegio le dan otras, va a tener un gran lío ahí.

- ¿Y si alguien en su casa no cree en la Teoría de la Evolución tendría que objetar contra la asignatura de Ciencias Naturales?

- Por supuesto que no. Es completamente diferente. Creo que ese no es un asunto del que se hable tan continuamente en casa.

- ¿No hay un interés político detrás de toda esta polémica?

- Para nada. Por lo menos por parte de la CONCAPA. Esta asociación representa a padres de todos los colores políticos, y representa tanto a padres que quieren objetar como a otros que no. No nos hemos metido nunca en política.

- Si la cuestión no se resolviera en la Consejería, ¿estarían dispuestos a convertir los escritos de objeción en recursos ante la Justicia?

- Efectivamente. CONCAPA-Rioja tiene un gabinete jurídico que se va a encargar de llevarles a los padres todo este asunto.